martes, 7 de noviembre de 2017

Sobrepeso y obesidad motivan elaboración de herramientas para su prevención

Preocupados por el incremento de sobrepeso y obesidad tanto en niños como adultos, la Asociación de Promotores de Salud del Área Rural (Aprosar), junto a médicos especialistas de Oruro, elaboraron flujogramas que permitirán la prevención y atención adecuada de esos casos en centros de salud y hospitales.

"Están surgiendo instrumentos para prevención y atención adecuada de casos de obesidad y sobrepeso, en la últimas décadas la incidencia de sobrepeso y obesidad se ha aumentado, Aprosar como entidad que ve la salud pública con el proyecto ´Proseder´, está realizando justamente medidas preventivas, entre ellas los flujogramas", aseveró la coordinadora de salud de Aprosar, Verónica Maldonado.

Dichos flujogramas, además contendrán recomendaciones respecto al tipo de alimentación que tienen que llevar los niños, estará acompañado de una cartilla que indicará la alimentación por edades, asimismo, estará escrito el tipo y tiempo de actividad física que deben realizar tanto los niños como los adultos.

"La obesidad acorta el tiempo de vida y hace propenso a adquirir enfermedades a temprana edad, como diabetes o artritis, ya existen en Oruro niños con esas enfermedades que empiezan con sobrepeso u obesidad, posteriormente con otros tipos de enfermedades, vemos jóvenes que son de 15 o 16 (años) que están empezando con insuficiencia renal consecuencia de la mala alimentación", explicó la encargada de enfermedades no transmisibles de Aprosar, María Calahuara.

También recalcó que los padres de familia están cometiendo algunos errores en la alimentación de sus hijos, pues se estaría sobre alimentándolos con comidas que tienen alta presencia de grasas, y a muy temprana edad se está viendo afecciones en su salud, ya que la obesidad es considerada como el inicio de otras enfermedades crónicas.

Respaldando esas aseveraciones, recientemente Jhenny Achá, médico internista del hospital de segundo nivel "Barrios Mineros", informó que de cada 10 pacientes atendidos en ese establecimiento seis tienen sobrepeso y otros tres presentan algún grado de obesidad.

La elaboración de dichos flujogramas estuvo respaldada con talleres y charlas en algunas unidades educativas respecto a la importancia de una adecuada alimentación, y tras la aprobación de los mismos se iniciará una etapa de capacitación a los médicos de diferentes centros de salud del departamento

martes, 17 de octubre de 2017

Aumenta el número de personas con sobrepeso



En el Día Mundial de la Alimentación se desveló que en Sucre la gente aún consume alimentos naturales, pero que crece el consumo de comidas denominadas “chatarras”.

Con motivo de la fecha, la Gobernación realizó ayer una feria productiva informativa en la plaza San Francisco donde se ofertó productos naturales como verduras y frutas.

La directora de la carrera de Nutrición y Dietética de la Universidad San Francisco Xavier, Liliana Sánchez, anunció que los resultados preliminares de una investigación sobre la alimentación de los sucrenses evidenciaron que un 74% de la gente está en los márgenes permisibles de peso, un 10% es gente delgada, un 14% tiene sobrepeso y un 3% es obesa.

Esto llama la atención porque habría malos hábitos alimenticios en los sucrenses que derivarían en enfermedades como la diabetes.

martes, 19 de septiembre de 2017

Nueva tecnología diagnostica la raíz del problema de peso



Los resultados de un examen de laboratorio mal hecho pueden derivar en un diagnóstico y tratamiento de una patología equivocada, generando grandes problemas de salud al paciente. Sucre cuenta ahora con el primer equipo médico de Bioimpedancia Eléctrica, que mide con precisión los porcentajes de líquido, grasa y masa corporal de una persona, para coadyuvar a diagnosticar enfermedades de trastorno del metabolismo, derivado de patologías como tiroides, insulina, diabetes y otras enfermedades de tipo endocrinológico.

El médico endocrinólogo Pablo Marcelo Castillo tiene en su consultorio particular, ubicado en el primer piso de la calle Rosendo Villa N° 14, el equipo médico de Bioimpedancia Eléctrica, avalado con diferentes estudios debido a su precisión al medir la cantidad de grasa, músculo y agua, componentes fundamentales del organismo de una persona.

De última generación

Castillo informa a ECOS que este equipo, de última generación, es el segundo en Bolivia y el primero en Sucre. Fue desarrollado en una empresa alemana que se caracteriza por producir instrumentos médicos de calidad y su precio bordea los 30.000 dólares. Creado en la década de los 80, fue mejorando con el paso de los años.

“La máquina, como es de origen alemán, tiene un software con diferentes estructuras para programar de acuerdo a la raza, etnia, edad o género”, explica el galeno.

“Los latinoamericanos somos diferentes a los europeos o americanos; la musculatura, la cantidad de líquido y de grasa de cada persona debe estar de acuerdo con el organismo, la talla, la edad, el género y otros parámetros”.

Para someterse al estudio hay que subirse a la máquina sin portar objetos metálicos. El equipo funciona enviando pequeñas descargas eléctricas que rebotan en distintas partes del cuerpo. Está disponible solo para mayores de 18 años y no pueden acceder a ella personas con marcapasos o prótesis activa; tampoco es recomendable para gente con arritmia cardíaca.

¿Quiénes se hacen el estudio?

Castillo dice que los pacientes acuden a su consultorio generalmente con dos problemas: con sobrepeso o los que quieren ganar peso y masa muscular.

En el primer caso, no saben con exactitud cuál es su problema. Como no pueden bajar de peso especulan y dicen, por ejemplo: “tengo retención de líquidos”, “tengo esta complexión genética” o “mis huesos son gruesos”.

La gente también tiene tendencia a escuchar los consejos de amigos sobre tal o cual producto o medicamento. Entonces, se automedica con lo que esté disponible en el mercado, incluso con medicinas sin registro sanitario.

“Esos medicamentos son en realidad diuréticos que hacen que la persona se deshidrate y pierda peso. Cuando dejan de consumirlos vuelven a tomar líquido y nuevamente suben de peso, y ahí está el ‘efecto rebote’ porque, en realidad, nunca perdieron grasa sino agua, (solo) se deshidrataron, poniendo en riesgo la estructura del riñón o del hígado, sin conseguir lo que realmente querían”, explica Castillo.

También se refiere a quienes hacen ejercicio en el gimnasio para bajar de peso sin haberse sometido a exámenes previos.

“Ellos piensan que no bajan de peso, sin embargo su musculatura es bastante elevada. Entonces, en vez de hacer tanta máquina tendrían que comenzar a hacer más cardio o complementar con la alimentación lo que les falta. Pero para eso necesitan una guía”, dice a continuación.

Centro Médico Integral

La gerente general del Centro Médico Integral y especialista en obesidad como couch nutricional, Carmen Alba, valora que el doctor Castillo “da la luz para solucionar el problema desde el inicio hasta el final, porque ya no se especula con lo que se supone se tiene”.

Este centro médico cuenta con el único laboratorio que tiene un equipo para estudiar hormonas y marcadores tumorales; por tanto, ya no se mandan muestras a ningún lado.

Castillo atiende a gente con problemas de hormonas, sobrepeso y diabetes, entre otras patologías, trabajando de manera articulada con un equipo de laboratorio y de profesionales en el área de psiquiatría, psicología, kinesiología, fisioterapia, endocrinología, medicina general, nutrición, catering de alimentación saludable y entrenamiento personalizado. Puede engranar una estructura bastante objetiva del resultado que necesita el paciente.

“El paciente no saldrá del consultorio con el estudio en sus manos preguntándose qué hará con la grasa que tiene, si tendrá que caminar o ir al gimnasio para reducirla; será asesorado integralmente. La combinación de la parte médica, la alimentación y la actividad física son esenciales”, expresa él, antes de aclarar que “todavía no existe una tableta mágica que haga todo el trabajo”.

Laboratorios equivocados

Alba sostiene que el estudio que hace la máquina es preciso y garantizado. “Hay muestras con un porcentaje de falla por el solo hecho de ser enviadas a otros departamentos. Aunque estén congeladas, tienen un porcentaje de falla y un proceso de descomposición porque se carece de una cadena de frío. Esto provoca el diagnóstico de muchas enfermedades equivocadas”.

Dice que, por ejemplo en Sucre, hay muchos casos de hipotiroidismo diagnosticados. Llegan al consultorio del doctor Castillo pacientes medicados desde hace diez años con enfermedades mal diagnosticadas, es decir, “de cada diez casos diagnosticados con hipotiroidismo que Castillo atiende, solo uno o dos son verdaderos”.

Atendieron el caso de una mujer que estuvo con tratamiento psiquiátrico como para un psicópata, cuando en realidad solo tenía un problema de insulino resistencia. Ahora está desintoxicada y se aproxima al peso ideal, sin ningún tipo de medicación.

Actualización médica

Alba también destaca la importancia que tiene la actualización de los galenos. Dice que hay medicamentos de hace 20 años que ya no se utilizan en otros países pero aquí se siguen recetando. Entonces, el paciente se desgasta, se desmotiva y empeora su salud.

Asegura que, al llegar a este centro médico, “de estar tomando diez medicamentos pasa a consumir dos, porque los fármacos que tomaba son obsoletos.

Los costos

La consulta con el endocrinólogo Castillo tiene un costo de Bs 200 y el estudio con el equipo médico de Bioimpedancia Eléctrica, Bs 150.

Primero se hace la consulta médica. Luego, según la historia clínica del paciente, se procede con los exámenes de laboratorio. Finalmente llega el tratamiento, según la política de Castillo, con el apoyo del equipo de profesionales, para ver si se necesita dieta o solo un entrenamiento físico. Generalmente, el organismo se estabiliza después de uno a tres meses.

Además, enseñan al paciente cuantas veces debe comer al día, qué comida saludable debe consumir o si requiere de un catering de alimentación específica. Es decir, se le dan varias opciones para que pueda asumir un cambio de vida.

Los interesados en obtener más información pueden llamar a los siguientes teléfonos: (4)64-58821 y 76083025. •

Video Personas que tienen Bulimia y Anorexia