lunes, 28 de diciembre de 2015

Ganar y perder peso, ¿para qué?

Las mujeres y los hombres con una estatura promedio tienen que aumentar o perder alrededor de tres kilos y medio a cuatro kilos para que la gente se lo note en la cara. Pero tienen que perder casi el doble para que alguien los encuentre más atractivos.

El rostro es un indicador robusto de la salud de la persona, el aumento de la adiposidad [contenido de grasa] de la cara se asocia con un sistema inmunitario afectado, una función cardiovascular mala, infecciones respiratorias frecuentes y mortalidad. De forma que incluso una reducción pequeña puede mejorar la salud.
Para determinar cuánto peso las personas debían perder antes de parecer más atractivas a los demás, investigadores reunieron una colección de fotografías de las caras de hombres y mujeres de 20 a 39 años de edad.

Las personas de las fotografías no usaron joyas, se recogieron el pelo y tenían unas expresiones faciales neutras.

Cada imagen se duplicó y se alteró ligeramente para crear una secuencia de fotografías en que la persona parecía aumentar de peso poco a poco.
Los participantes compararon pares de caras elegidas al azar de cada una de las secuencias y eligieron la que les parecía que tenía más peso. Según sus respuestas, los investigadores midieron la pérdida de peso necesaria antes de que el peso perdido se hiciera notable en el rostro de una persona.

Se encontró que las personas debían perder el doble de peso para ser percibidas como más atractivas por los demás, más allá de un simple “has perdido peso”.
La cantidad promedio de peso perdido necesario para hacer que las caras de las fotografías resultaran más atractivas fue de alrededor de 14 libras (6.35 kg) para las mujeres y 18 libras (8.16 kg) para los hombres con una estatura promedio.

Los hallazgos son importantes porque “cuando se trata de los incentivos para perder peso, a algunas personas les motiva más verse atractivas que mejorar su salud”.

La diferencia entre los grupos sugiere que el atractivo facial de las mujeres podría ser más sensible a los cambios en el peso.
Eso solo significa que las mujeres que intentan perder peso tienen que perder ligeramente menos peso que los hombres para que las personas las encuentren más atractivas.

sábado, 26 de diciembre de 2015

Muere el hombre más obeso del mundo

El mexicano Andrés Moreno, considerado el hombre más obeso del mundo, falleció este viernes en Ciudad Obregón, en el noroccidental estado de Sonora, apenas dos meses después de someterse a una operación para perder peso, según han informado sus familiares

A través de la cuenta de Facebook de Moreno se anunció: "Amigos y familiares lamento informarles que Andrés Moreno acaba de fallecer, pido sus oraciones para él". Tal y como recogen medios locales, los familiares del difunto explicaron que el sonorense, de 38 años de edad, falleció a causa de un infarto y problemas de peritonitis

Al mexicano, que llegó a pesar 444 kilos, se le practicó el pasado 28 de octubre una cirugía de derivación biliopancreática con cruce duodenal en Guadalajara, Jalisco (occidente de México), en el centro Gastric Bypass Mexico ubicado en el Hospital Arboledas

En el momento de la operación, el mexicano pesaba 323 kilos. El 25 de noviembre, Moreno tuvo que ser operado de urgencia para extirparle una hernia que le afectó el intestino. Los médicos cortaron cerca de 80 centímetros del intestino de Moreno, ya que la hernia había «estrangulado» parte de este órgano

Casi un mes después de la operación que aseguró le había cambiado la vida, Moreno había perdido cerca de 30 kilos.

viernes, 25 de diciembre de 2015

NO NECESITAS COMER TODO LO QUE TE PONEN ENFRENTE, EN ESTAS FIESTAS HAY FORMAS DE MANTENERTE Y CONTROLAR LA GULA.

No vamos a decirte que vas a llegar al seis de enero hecho un figurín y que no vas a coger ni un solo kilo ante la avalancha de cenas de colegas y reuniones familiares que se avecinan. Sólo vamos a darte algunos consejos para que el regreso a la normalidad, ese momento en que te plantes frente al espejo a reencontrarte contigo mismo tras las fiestas, sea menos dramático de lo que suele ser.



MEDIDA 1: Los días de fiesta son los días de fiesta. No aproveches los días laborables navideños para desayunar turrón. Come normal, sin dietas pero tampoco excesos, en los días que no son festivos.



MEDIDA 2: Haz ejercicio. Muchos aprovechamos las Navidades para abandonar el gimnasio hasta mediados de enero bajo el lema “de perdidos al río”. Es un error. Es cierto que sintiéndote hinchado y con pocas ganas de moverte el gimnasio no va a ser el lugar en el que más vas a disfrutar, pero aunque no te ayude a adelgazar sí va a ayudarte no sólo a mantenerte sino a evitar problemas como la retención de líquidos, tan propia de estas fechas en que estamos muchas horas sentados y comemos alimentos muy grasos.



MEDIDA 3: En este sentido, es importante drenar. Sustituye los cafés, aunque sea en los días no festivos y al menos alguno de los que te tomas al día, por infusiones diuréticas como la cola de caballo, por ejemplo. Si la acompañas del uso de alguna crema anticelulítica de calidad (en el caso de las chicas) que ayudará a combatir la retención de líquidos el “efecto Navidad” será, tal vez, algo menos devastador.



MEDIDA 4: Asegúrate de ir al baño. Son días de ajetreo, de comidas y cenas fuera de casa y ya se sabe que cuando uno no está en su casa a veces nuestra relación con el cuarto de baño se resiente. Los cambios de alimentación de estas fechas también pueden provocar que vayamos al baño con mucha menos frecuencia, así que nuestro consejo es que bajes a la farmacia en busca de un comprimido que mantenga activo tu tránsito intestinal. Escoge uno natural, suave, hay numerosas marcas en el mercado y combínalo con el consumo diario de productos con fibra. Una buena solución puede ser sustituir los cereales del desayuno clásicos por unos integrales.



MEDIDA 5: Los días no festivos no sólo no hay que seguir comiendo como si no hubiera un mañana, sino que es recomendable optar por alimentos con muy pocas calorías: brócoli, espinacas, zumos de frutas, pollos y pescados blancos a la plancha...



MEDIDA 6: Una caminata tras la comilona... No tienes por qué quedarte toda la tarde sentado en una silla comiendo turrón. Seguro que te es muy fácil convencer a alguno de tus familiares de salir a dar un paseo, aunque sea de una horita, para bajar el ágape.

Si eres tú quien cocina, hay varios secretos que te harán reducir cintura: retira en la medida de lo posible la grasa de los alimentos y, también en la medida de lo posible, reparte sobras con el personal, ellos te lo agradecerán porque tendrán táper para el día siguiente y tú te sacarás de encima numerosas calorías vacías. Opta en la medida de lo posible por la repostería casera en lugar de la industrial, y elige antes helados y sorbetes que postres cremosos y, por tanto, supercalóricos.



MEDIDA 7: Escucha a tu cuerpo. No comas sin hambre, que es algo que solemos hacer muy a menudo en las cenas navideñas. Cuando creas que has llegado al límite mastica un caramelo, por ejemplo, que te haga poner fin al festín.



MEDIDA 8: El alcohol engorda una barbaridad. Si no vas a renunciar a empinar el codo en Navidades opta, en la medida de lo posible, por vinos tintos, que engordan menos que los blancos y muchísimo menos que los licores de alta graduación, que además suelen ir acompañados de bebidas con burbujas.



MEDIDA 9: Por último, no uses el viejo truco de aparcar en un rincón de tu armario la ropa que te va justo a la medida. Sabemos que cada año optas por no volver ni a mirar esa ropa que te queda en su punto y que es más efectiva que la mejor de las básculas. Sigue usándola aunque te apriete un poco, pues va a ser el mejor estímulo para no seguir por el camino que vas.

Consejos útiles Evite empacharse en Navidad

Problemas estomacales, ardores, acidez, diarreas y náuseas son los problemas de salud más habituales horas después de la Nochebuena y pueden empeoran en el día de la Navidad, enumera el médico Dagnar Vegueria. Más popularmente llamado empacho puede afectar a cualquier persona. "Esto se debe al exceso de consumo de grasa o grandes cantidades de comida", añadió el doctor.

Advertencias generales. Para prevenirlos, el profesional en salud sugiere evitar porciones grasosas y tomar previsiones (ver recuadros). Entre las advertencias de Vegueria está tomar digestivos, punto con el que coincide con la Asociación para el Autocuidado de la Salud (Anefp), que recomienda tomarlos una hora después de la comida para que permanezcan más tiempo en el estómago y su efecto protector sea más duradero. Asimismo, se aconseja comer despacio, masticar bien los alimentos, no ingerir comidas demasiado frías o calientes y reducir el consumo de bebidas alcohólicas y tabaco.

Cambios. Otro de los síntomas que puede presentarse por los excesos navideños es la diarrea, generalmente asociado a cambios bruscos en la alimentación o a intoxicaciones. Para tratarla se puede recurrir a medicamentos antidiarreicos, aunque también es aconsejable reponer líquidos mediante zumos y sales de rehidratación oral. Entre los alimentos que pueden ayudar a acortar la duración de la diarrea destaca los plátanos, las manzanas, las patatas y las zanahorias y se debe evitar la toma de lácteos, puntualizó Rafael García Gutiérrez, director general de la Anefp. El doctor afirma que algunas personas pueden sufrir vómitos y náuseas, que pueden ser manifestaciones de una digestión pesada o estar producidos por el abuso del alcohol. Al igual que sucede con la diarrea, el principal objetivo debe ser evitar la deshidratación, por lo que los sueros de rehidratación oral están indicados en estos casos, al igual que las comidas ligeras y sencillas a base de cereales, frutas y verduras.

1. Necesaria.
La dieta blanca es necesaria después de grandes ingestas de comidas.

2. Infusiones.
Mates calientes de manzanilla y anís suelen ser bastantes favorecedores para estos cuadros.

3. Antes
Tomar un digestivo le ayudará a proteger su estómago.

4. Casos especiales
Los diabéticos tienen que evitar el consumo de dulces y grasas.

jueves, 24 de diciembre de 2015

A evitar los excesos en las fiestas de fin de año

En Navidad comemos y bebemos en exceso, llevamos una vida más sedentaria, nos dejamos llevar por el marketing alimenticio y sacrificamos el placer del momento por las consecuencias en nuestra salud.

Diversos estudios indican que en estas fechas ingerimos cinco veces más alimentos y bebidas que en el resto del año (lo óptimo es entre 2 mil y 2.500 calorías diarias) y además lo hacemos de manera concentrada en unos pocos días, lo que tiene efectos directos en nuestro organismo.

Karen Flores, nutricionista del Ministerio de Salud, indica que a fin de año abusamos de alimentos como picanas, carnes asadas, parrillas, embutidos y en general productos procesados, con grasas saturadas y alto contenido en sodio. También bebidas con exceso de azúcar o alcohol, las más dañinas para nuestra salud, apunta Flores.

El último mes del año llegamos a aumentar más de dos kilos de peso en promedio y aproximadamente 500 gramos nos acompañan el resto del año, contribuyendo a la mayor preocupación de expertos en salud pública: la obesidad, cuyas tasas no dejan de aumentar.

Según datos del Ministerio de Salud, el 43% de hombres y el 48,5% de mujeres de 18 años y más de 50 años, presentan sobrepeso u obesidad. En el caso de mujeres en edad fértil este porcentaje asciende al 50%.

"La gente no piensa lo que consume. Directamente se deja llevar por lo que tiene a simple vista en el mercado, inclusive sin tener apetito, solo para saciar la ansiedad momentánea. Los niños son grandes afectados porque el marketing les incita a comprar alimentos con grasas saturadas solo porque a veces incluyen juguetes", explica la experta.

Además de la obesidad, los "atracones" navideños desembocan en enfermedades agudas como gastritis y úlceras o intoxicaciones alimentarias.

Flores recomienda no abusar del alcohol e ingerir grandes cantidades de agua; tampoco cenar en exceso ya que durante la noche no quemamos las calorías y casi todo lo que comemos se convierte en grasa; y por último desintoxicarnos durante el desayuno con zumos de frutas ricas en vitaminas A, D, E, y K, sin azúcar y en todo caso con una cucharada de miel.

No valen las dietas estrella

Pasadas las fiestas, no es recomendable iniciar una dieta intensa ni someternos a una actividad física fuerte. Los expertos recomiendan incrementar la actividad deportiva pero de manera progresiva para no correr riesgo de infarto u otras afecciones.

"Lo mejor son las caminatas, más intensas que las habituales (…) pero especialmente cambiar estilos de vida: llevar una alimentación sana, hacer ejercicio y cultivar nuestra mente", señala la nutricionista.

martes, 22 de diciembre de 2015

Problema de obesidad alcanza a 1.900 millones de personas


LAS PERSONAS CON SOBREPESO DEBEN SOMETERSE A EXÁMENES MÉDICOS PARA CONTROLAR ESTE MAL.

La obesidad se está convirtiendo de a poco en un problema de salud, de acuerdo con los últimos reportes de entidades de salud nacional e internacional. Según el especialista de Nova Salud Horacio Morales, informó que el último reporte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el planeta existen unos 1.900 millones de personas que padecen de este problema de salud.

De ellas unos 17 millones de personas pierden la vida anualmente a causa de la obesidad, éste puede ser causante de la diabetes, osteoartritis, presión arterial alta, el síndrome metabólico y la infertilidad. En las mujeres obesas pueden desarrollar cáncer de mama y útero; y en varones cáncer de próstata. “El aumento de casos se debe al consumo de alimentos ricos en grasa y azúcar, la comida chatarra”.

De acuerdo con las estadísticas de 2014 se tiene que existen 192.070 personas que tienen problemas de obesidad. El departamento con mayor cantidad de personas con obesidad es Santa Cruz, seguido de Cochabamba y La Paz.

Según Morales, la obesidad se debe al régimen dietético que llevan las personas que ingieren, fundamentalmente, comida chatarra, son sedentarios, consumen de azúcares y sal, además de falta de ejercicio. “Estos son aspectos básicos que va a determinar el sobrepeso”.

“Manejamos médicamente ciertos índices de aspecto biométrico permite saber si una persona está con sobre peso u obesidad, leve, obesidad moderada u obesidad mórbida. Esto se hace en base a una regla sencilla que es: Peso sobre Talla al cuadrado”, afirmó.

Cuando se tiene un resultado por más de 25 se considera con sobrepeso; cuando el resultado es más de 30 se está con obesidad leve, más de 35 con obesidad moderada, más de 40 con obesidad mórbida.

La mejor forma de combatirlas es a través de la prevención, porque una vez presentes requieren de tratamientos muy costosos y obviamente sólo se enfocan en el control.

ETAPA DE PREOCUPACIÓN

En criterio de Hurtado, una persona que se encuentra con sobrepeso, debe preocuparse por la presencia de ciertas características patológicas, como la dificultad respiratoria, el ronquido cuando uno duerme, el tejido adiposo crece, es un paciente que se va cansar con facilidad, no duerme bien y a mostrar dolores articulares. Además, que desarrollará diabetes.

Identificó dos tipos de obesidad: la ambiental y la genética. La obesidad ambienta considerada social por el desequilibrio del sedentarismo, consumo de sal y azúcar; la obesidad genética, por presentar problemas de hipotiroidismo y diabetes fundamentalmente.

Una preocupación manifiesta es la presencia de este problema en niños, porque de acuerdo con algunos diagnósticos, un niño no está bien alimentado cuando se le ha proporcionado dulces o grasas

TRATAMIENTO

Con el propósito de ayudar a las personas que tienen problemas de obesidad Hurtado, indicó que en Nova Salud ha desarrollado labores de detección de la obesidad con exámenes que podrán determinar si el paciente tiene sobrepeso.

Primero se somete al paciente a una dieta adecuada, luego a ciclos de ejercicios y finalmente a medicación.

Asimismo, cuentan con formas de cirugía como la baríatrica, donde se hace reducción de estómago y el paciente tiende a bajar de peso; y la cirugía termoplástica, donde se retira toda la piel que está en exceso y al paciente se lo moldea, desde l punto de vista de salud.

Las consultas se la realizarán hasta mediados de enero de 2016 en oficinas de Nova Salud ubicada en la calle Aspiazu Nº 387 o llamar al teléfono 2141111.

sábado, 19 de diciembre de 2015

Microbiota, con el frío desencadenan la pérdida de grasa

Puede ser que en el futuro, el mejor tratamiento para la obesidad se deba buscar en el interior del organismo: en las bacterias intestinales.

Una investigación, publicada en Nature Medicina y replicada en el portal Abc, revela que las bacterias intestinales, llamadas microbiota, parecen tener un gran impacto en la forma en la que se absorben las calorías, pero también en cómo se desarrolla la grasa.

En concreto, investigadores de la Universidad de Ginebra (Suiza) detectaron en ratones que la ausencia de estas bacterias genera un potente efecto antiobesidad: desencadena un mecanismo metabólico sorprendente que hace que las células de grasa blanca, que cuando están en exceso causan obesidad y resistencia a la insulina, se transformen en células similares a la grasa parda o grasa beige, que justamente hace todo lo contrario: protege nuestro organismo del exceso de peso y de sus dañinas consecuencias.

Este descubrimiento podría abrir la puerta a tratamientos completamente nuevos para la obesidad, la epidemia del siglo XXI.

Igual que existe un colesterol "bueno" y "malo", el metabolismo cuenta con dos tipos de tejido graso: uno blanquecino responsable de los "michelines" y otro pardo o marrón, una grasa "buena" que consume calorías para mantener la temperatura corporal adecuada.

En los seres humanos sanos, el tejido adiposo blanco constituye aproximadamente el 25 por ciento de la masa corporal. Sin embargo, cuando hay demasiada grasa blanca se produce resistencia a la insulina y diabetes. Por el contrario, la grasa marrón mejora la sensibilidad a la insulina y está inversamente correlacionada con la obesidad.

Grasa parda

Pero en ocasiones puede surgir la grasa parda o beige, que el cuerpo produce como respuesta al frío o el ejercicio. Estas células similares a la grasa marrón pueden aparecer dentro de la grasa blanca, un fenómeno conocido como "oscurecimiento". Aunque el origen de estas células de color beige parece igual que el de la grasa blanca, su función es diferente: cuanta más grasa parda haya en el tejido adiposo blanco, más calorías se queman.

Esto sugiere que estimular el crecimiento de este tipo de grasa podría ser una manera de reducir la resistencia a la obesidad y la insulina. Y esto es justamente en lo que muchos laboratorios llevan años trabajando: la panacea contra la obesidad.

Y en esta búsqueda del "santo grial" antiobesidad los científicos están empezando a descubrir la importancia de las relaciones entre la microbiota y su huésped humano.

Cada vez hay más estudios que confirman su impacto en la regulación de múltiples vías metabólicas, en la interconexión entre el tracto gastrointestinal, la piel, el hígado, el cerebro y otros muchos órganos.

Lo que lograron los investigadores suizos es demostrar que además, la microbiota, o en este caso su ausencia, tiene un impacto directo sobre la obesidad.

Los expertos vieron que la microbiota de las personas obesas tiene una composición específica y diferente al de las personas más delgadas.

De hecho, los ratones libres de esta bacterias, es decir, manipulados desde su nacimiento para no tener microbiota, que recibieron trasplante de microbiota de personas obesas, tienden a desarrollar obesidad y resistencia a la insulina.

"Después de haber observado que la microbiota puede afectar a la aparición de la obesidad, sospechamos que la eliminación de la microbiota puede cambiar la sensibilidad a la insulina mediante la modificación de la cantidad y el equilibrio de estos diversos tipos de grasa", explica Mirko Trajkovski, autor principal del estudio.

Ratones 'estériles'

Para confirmar su hipótesis, los investigadores alimentaron a tres grupos de ratones - libres de gérmenes, normales y ratones previamente tratados con altas dosis de antibióticos que había destruido su microbiota- con una dieta alta en calorías.

Y los resultados mostraron que mientras que los ratones normales expuestos a una dieta alta en calorías desarrollaron obesidad y resistencia a la insulina, los otros dos grupos no. De hecho, se mantuvieron delgados, mejoraron su sensibilidad a la insulina y toleraron mejor la glucosa. Y lo más relevante: se produjo una reducción en su grasa blanca, mientras que aumentaron sus niveles de grasa marrón.

CAMBIA CON EL FRÍO

El hecho de eliminar la microbiota, explican los investigadores en Nature Medicine, estimulaba el desarrollo de la grasa de color beige dentro de la grasa blanca, de la misma forma que cuando uno se expone al frío o el ejercicio. Pero, ¿cómo funcionaba esto? Parece ser, comentan, que todo depende de un tipo específico de células, los macrófagos.

Macrófagos

Los macrófagos, dicen, son un componente esencial del sistema inmunológico y cumplen diversas funciones metabólicas, y se expresan de diferente forma en respuesta a las señales ambientales, un proceso llamado "polarización". Y los macrófagos polarizados se pueden clasificar en dos grandes grupos: M1 y M2, y es este último el que actúa sobre el tejido adiposo y aumenta la producción de grasa de color beige.

Pero aunque tratar a los humanos con altas dosis de antibióticos parece poco realista, reconocen los investigadores Nicolás Suárez-Zamorano y Salvatore Fabbian, sí que es un primer paso para explorar los genes bacterianos exactos responsables de este fenómeno.

Fagos bacterianos

Así, explica por su parte Trajkovski, el objetivo es buscar tratamientos clínicos efectivos contra la obesidad usando antibióticos particulares, así como fagos bacterianos, una especie de virus que sólo mata cepas bacterianas específicas.

Video 10 consejos para no subir de peso en Navidad

Estamos a unos días de celebrar la Navidad y la llegada de un nuevo año, por lo que habrá más de un motivo para celebrar con nuestros seres queridos, festejo que no estará exento de comida y bebida.

Muchos están resignados a ganar unos kilos tras las intensas actividades del cierre de año, sin embargo esto no es correcto. Si bien el adagio popular dice que "una vez al año no hace daño", exagerar puede afectar seriamente nuestra salud.

En la Practipedia de esta semana te mostramos 10 prácticos consejos para que no ganes peso durante la Navidad ni las fiestas de Año Nuevo, y recibas el 2016 con mucha salud. Revisa el video que encabeza esta nota.

Tips para hacer regalos

Además de tu salud, también te mostramos cómo cuidar tu economía en estas fiestas navideñas.

Revisa este video con cinco prácticos consejos que te ayudarán a cuidar la economía a la hora de hacer las compras de fin de año.


martes, 15 de diciembre de 2015

Cómo tomar pomelo para adelgazar

Si tu deseo es bajar de peso de forma saludable y, sobre todo, efectiva, existen numerosos alimentos que debes incorporar de inmediato a tu dieta. Uno de ellos es el pomelo, también conocido como toronja, una fruta adelgazante que te ayudará a eliminar esos kilos de más. En el siguiente artículo de unComo.com te explicamos cómo tomar pomelo para adelgazar, descubre las propiedades y beneficios de este cítrico, un producto ideal, de tan solo 74 calorías, que actuará como quema grasas natural, ya que tiene el poder de bloquear todas aquellas enzimas encargadas de acumular lípidos y eliminarlas. ¡Toma nota!

Instrucciones

Si por algo es sano el pomelo es por su alto contenido en vitamina B y C y fibra, además de múltiples minerales como el potasio, el magnesio o el fósforo. Todas sus propiedades actúan como un quema grasas natural, por lo que es un alimento imprescindible para perder peso.
Si te preguntas cuáles son los beneficios de este cítrico para perder peso, te acercamos la solución. Es una fruta perfecta a nivel depurativo y antioxidante, además ayuda a disminuir el colesterol, elimina las toxinas intestinales y ayuda a activar las glándulas suprarrenales, lo que favorece la combustión de energía y por ende el quemar calorías.
¿Cuánta cantidad de pomelo o toronja puedes incorporar a tu dieta para perder peso? Es sencillo, tomando tan solo un pomelo al día conseguirás mejorar tu salud, ya no solo porque te alejarás de gripes y resfriados, sino también porque mejorará tu circulación y fortalecerá tu corazón.

Pero si incluyes dos pomelos en tu menú diarioconseguirás que el quema grasas natural se active y empezarás a adelgazar. Añádelo a tus ensaladas, a tus postres, cómelo entero o tómalo en zumo, toda una delicia.

Una de las mayores propiedades del pomelo es su poder saciante y diurético, otros dos puntos básicos para considerarlo uno de los mejores cítricos para adelgazar. Por ello, una de las mejores opciones para tomar pomelo es justo antes de las comidas. Con ello, conseguirás activar tu metabolismo y sentirte saciado con mayor facilidad y consumirás raciones más pequeñas de una comida normal. Una de las propuestas más frecuentes a la hora de consumir este cítrico es tomarlo tres veces al día antes de cada comida principal.
Perder peso y mejorar la salud, esto es lo que conseguirás tomando pomelo. Piensa que las toronjas están compuestas por un 90% de agua, por lo que es un alimento excepcional y un complemento perfecto que te ayudará a adelgazar.

Para ello te recomendamos otra rica opción: tomarlo como jugo. Para prepararlo de manera natural, tan solo deberás extraer su pulpa y licuarlo acompañada con una cucharadita de miel - si deseas darle un toque dulce. Tomate el jugo de pomelo unos 20 minutos después de tus principales comidas, lo cual te ayudará a quemar las calorías consumidas anteriormente con mayor rapidez.

Descubre este maravilloso cítrico que te ayudará a eliminar grasa de manera natural. Puedes llevar a cabo la dieta del pomelo, clasificada como monodieta ya que se basa en el consumo de pomelo durante unos 3 días en todas las comidas. Sin embargo recuerda que esta alternativa solo es recomendable para desintoxicarte, pero no para realizarla con frecuencia. La forma de perder peso definitivamente y sin afectar tu salud es llevar una dieta saludable y equilibrada, sin caer en los extremos.
Además de cuidar tu alimentación es muy recomendable realizar ejercicio moderado de forma frecuente. No obstante, alimentos tan ricos como el pomelo te ayudarán a eliminar esos kilos de más de una manera rápida y saludable. ¡Pruébalo!




lunes, 14 de diciembre de 2015

Plan nutricional Objetivo: engordar

METABOLISMO DIFERENTE

DIFÍCIL PERO NO IMPOSIBLE

Son una minoría pero están ahí: las personas muy delgadas que desean engordar. Tienen una herencia genética que les permite metabolizar casi todo lo que comen y por eso no acumulan grasa. Sin embargo, algunos no están a gusto con su cuerpo y se esfuerzan por ganar algunos kilos. La clave está en aumentar la ingesta de aceite de oliva

Susana Monereo, jefa del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid, explica que las personas de constitución muy delgada “aunque tengan peso bajo, su estado nutricional es correcto y su salud es buena, otra cosa es que estéticamente se vean demasiado flacos”.

Lo que les ocurre es que “tienen un metabolismo perfecto. Son capaces de metabolizar prácticamente todo lo que comen, no tienen reservas para almacenar porque su gasto metabólico es alto”, apunta la endocrina.

Sin embargo, aunque la mayoría de las personas muy delgadas comen de todo y hacen una vida normal, “a veces nos encontramos con personas que comen poco o que son muy nerviosas y gastan mucha energía, son personas muy activas”.

Félix Ruiloba, nutricionista licenciado en Ciencia y Tecnología de los Alimentos por la Universidad Complutense de Madrid, señala que aquellas personas con un Índice de Masa Corporal (IMC) menor a 18,5 (el límite entre normopeso e infrapeso según esta fórmula que relaciona talla y peso) suelen “comer poco y ser muy activos”.

Advierte que, por debajo del 18,5 del IMC, se empiezan a presentar los problemas. “En las chicas puede faltar la menstruación y ésta se hace irregular. Eso quiere decir que el cuerpo no está bien, aunque un análisis de sangre les salga perfectamente. Pero si afecta a parámetros como éste hay una señal de alarma” ya que a largo plazo pueden sufrir enfermedades, entre ellas, la osteoporosis.

Engordar, más difícil

que adelgazar

Tanto Susana Monereo como Félix Ruiloba son tajantes en afirmar que es mucho más difícil hacer engordar a una persona delgada, que hacer perder kilos a otra con sobrepeso.

“Casi diría que es imposible en personas con delgadez constitucional. Por eso la recomendación es que se acepten como son y que se relajen para llevar una vida más tranquila, que reposen después de comer, que duerman bien…a veces solo con eso se mejora mucho”, indica la endocrinóloga del hospital Gregorio Marañón.

Félix Ruiloba comenta que casi nadie es consciente de “lo que cuesta hacer una dieta y lo que cuesta engordar. Es un logro que a la semana o cada 15 días suban medio kilo de peso, cuando perderlo es mucho más fácil. También es difícil mantener lo engordado. Requiere una disciplina en la alimentación constante que si la rompen en seguida baja el peso, sobre todo si son activos y nerviosos”.

Dieta para ganar unos kilos

La dieta para engordar debe seguir los parámetros de un menú lo más cercano posible al equilibrio en hidratos de carbono, proteínas y grasas, aunque estas últimas se incrementan con un aporte “extra pero saludable” de aceite de oliva, manifiesta la doctora Monereo, quien también aconseja tomar frutos secos e hidratos de carbono complejos (pasta, arroz, legumbres…).

“No es cuestión de aumentar el volumen de las raciones. Hay personas que si comen mucho, como el gasto metabólico es muy alto, también gastan mucho. Deben comer ingredientes que aportan muchas calorías en poco volumen y que sean saludables, como el aceite de oliva y los frutos secos”, explica la endocrina.

Félix Ruiloba, quien dirige un centro de nutrición en Sarón (Cantabria), a unos 20 kilómetros de Santander, tiene un programa precisamente dirigido a las personas que quieren engordar. “Nosotros intentamos por medio del aceite aumentar las calorías, es la fórmula más saludable”, apunta.

No son dietas que abusen de los azúcares, ni de los hidratos de carbono. “Por supuesto que aumentan las calorías si comemos todos los días masitas, pero no es sano, ya que además del peso también subiríamos el colesterol, los triglicéridos…”

En su centro de nutrición trabajan con recetas de los platos que se incluyen en cada tipo de dieta. “En esas recetas tenemos un mínimo de aceite y si es para engordar hay que añadir un extra, así nos aseguramos de las calorías que queremos. La fórmula es indicar la medida exacta de aceite crudo en cucharadas”.

El método de Ruiloba pasa por aumentar las calorías pero sin aumentar el volumen de comida “para que no llegue estragado a la siguiente y ya no coma porque no tiene hambre. También les damos un cuestionario donde indicar si ha podido con todo o ha tenido que dejar comida”.

Aumentar la musculatura

Hay personas muy delgadas que quieren reforzar su musculatura para sentirse más fuertes y mejor estéticamente. “En estos casos se aumentan las calorías a través de los hidratos de carbono, no de las grasas”, además del ejercicio, apunta Ruiloba.

Este nutricionista se declara contrario a las dietas ricas en alimentos proteicos para estos casos.

“El aumento de las proteínas es un mito en el deporte, incluso para aumentar la masa muscular. Por encima de 2 gramos de proteínas por kilo de peso, no vale de nada. Si comemos de más, o bien esas calorías de las proteínas sirven para quemar energía, o bien si no las quemamos, se pueden transformar en grasa”.

Sin embargo, apunta, “en algunos casos, conviene meter algún suplemento proteico porque en el deporte hay un efecto llamado ventana metabólica que ocurre en la hora posterior al ejercicio. Si en ese periodo metemos proteínas e hidratos de carbono, el cuerpo los va a asimilar mucho más rápido y puede estar bien empleado un suplemento de proteínas, sobre todo el suero hidrolizado de leche porque se absorbe muy rápido”.


viernes, 11 de diciembre de 2015

Condiciona el apetito de su futuro hijo

Es bien sabido que el estilo de vida que llevan las personas, incluso mucho antes de que se planteen ser padres, acaba influyendo en sus hijos. Es decir, lo que coma un varón mucho antes de convertirse en padre puede afectar, ya sea positiva o negativamente, a la salud de sus futuros hijos.

De hecho, un estudio llevado a cabo por investigadores del Centro para la Investigación Básica del Metabolismo de la Fundación Novo Nordisk en Copenhague (Dinamarca) y publicado en la revista "Cell Metabolism" demostró que el apetito de una persona podría estar condicionado por el peso, ya sea delgado u obeso, de su padre antes de su concepción.

La principal lectura de este estudio es que no es verdad que todo se decida por la información contenida en nuestros genes y que no haya nada que podamos hacer. Cuando menos en el caso de la obesidad.

Como explica el profesor Romain Barrès, autor principal del estudio, "lo que hagamos en la vida podría tener implicaciones no sólo para nuestra propia salud, sino incluso para la de nuestros hijos e, incluso, nuestros nietos".

Una conclusión que abre una ventana a futuras investigaciones dirigidas a evaluar cómo prevenir la transmisión de distintos trastornos, entre ellos la obesidad, a las futuras generaciones.

Alteración

En este estudio, los investigadores compararon las marcas epigenéticas –término que define a los factores ambientales que actúan sobre los genes– en los espermatozoides de 13 hombres delgados y de 10 varones obesos. Y entre otras diferencias, los resultados mostraron variaciones en los genes asociados con el desarrollo cerebral y el apetito.

Es más; la pérdida de peso también supone variaciones en la carga genética que contienen los espermatozoides. Concretamente, los resultados detectaron más de 5.000 cambios estructurales en el ADN de los espermatozoides en seis hombres obesos una vez se habían sometido a cirugía bariátrica.

En palabras del profesor Barrès, "los estudios epidemiológicos ya habían demostrado que el estrés nutricional agudo, caso de una hambruna, en una generación puede incrementar el riesgo de diabetes en las siguientes generaciones. Y ahora, nuestros resultados han identificado el transportador molecular que, presente en los gametos humanos, podría explicar este efecto".

En consecuencia, "los factores ambientales y el estilo de vida, como puede ser el estado nutricional de una persona, pueden alterar la información de nuestros gametos y modificar el apetito de la siguiente generación. Y este hallazgo, a mi modo de ver, es muy importante", destacó el investigador.

De padre obeso, ¿hijo obeso?

En definitiva, el estudio constata que la pérdida o ganancia de peso por el padre influye, cuando menos de forma potencial, sobre el comportamiento alimenticio de sus hijos.

Así se explica que los hijos de padres obesos tengan una mayor predisposición a desarrollar obesidad con independencia del peso de sus madres. Como concluye Soetkin Versteyhe, coautor de la investigación, "nuestra alimentación y nuestra actividad física antes de la concepción puede ser muy importante para la salud y desarrollo de nuestros futuros hijos".

Conclusión

Los factores ambientales y el estilo de vida (nutricional) de una persona altera la información de los gametos y modifica el apetito de la siguiente generación.

jueves, 10 de diciembre de 2015

Dieta en la oficina

Comer en el trabajo casi siempre es un problema. Necesitas dedicar tiempo en la cocina para hacer algo más o menos elaborado y eso no siempre es posible.

No todas las comidas son cómodas para llevar a la oficina por su consistencia o su olor. Si además estás en plan de adelgazar, depender del menú del restaurante de la esquina o la comida rápida para llevar, puede perjudicar tus planes.

Por suerte existen algunos platos rápidos de preparar, fáciles de llevar y prácticos para comer.

Una de las cosas más difíciles de lograr una vez se toma la decisión de comer de manera saludable, es saber qué llevar de almuerzo a la oficina. El reto no está solo en conseguir recetas fáciles y rápidas de hacer, sino también, que sean sanas, que no sean pesadas, y que no nos dejen con ganas de dormir durante las siguientes 4 horas de trabajo.

¿Qué incluir? lo primero, proteína magra. Aquí tres razones de por qué construir tu almuerzo alrededor de la proteína:

1) Acelera tu metabolismo quemando más calorías,

2) Te demoras más en comer un pedazo de pollo, pavo, carne o pescado que una pasta, lo que te obligará a masticar más, mejorando el proceso digestivo.

3) Te mantendrá lleno y con sensación de saciedad por mucho más tiempo.




Dieta nórdica la nueva fórmula

La dieta nórdica comenzó a hacerse popular después de que unos científicos publicaran una investigación en la que aseguraban que este régimen era mejor que la dieta mediterránea y que además ayudaba a bajar de peso sin tener que sufrir.

Tres beneficios. Esta dieta se rige por el consumo de los alimentos marinos y las verduras orgánicas. Según la nutricionista Natalia Melgar, es un excelente estilo de alimentación porque se aprovechan al máximo los nutrientes de los alimentos. Además, tiene una función cardioprotectora debido al alto consumo de pescado. Es rica en antioxidantes por los frutos del bosque que incluye y es baja en purina, lo cual sirve para evitar el ácido úrico.

No confunda. Y aunque este estilo sirve para bajar de peso, Natalia comenta que la clave en toda dieta o régimen está en las cantidades de la misma ya que si bien incluye alimentos saludables y bajos en calorías, no hay que olvidar que todo en exceso es malo. “Todos los alimentos aportan calorías y no porque sean saludables quiere decir que no las contenga”, resalta.

Se puede realizar, pero...La nutricionista, Iris Suárez, destaca que esta dieta es digna de seguirla como ejemplo para mantener el estado de salud en condiciones óptimas y como prevención de enfermedades crónicas degenerativas. Si se consume en cantidades que vayan de acuerdo a las necesidades calóricas de cada persona y más si se hace un hábito, lógicamente tendrá como resultado un peso saludable ideal y dentro de los parámetros.

Recomendación. Pero también resalta que, esta alimentación viene de países de Europa del Norte, lugares en donde hace mucho frío y prácticamente no se ve el sol. La climatología condiciona totalmente el modo de vida de los nórdicos incluida la alimentación. "Se puede imitar con prácticas alimentarias saludables que son las que los profesionales en el área de nutrición recomiendan", indica.

lunes, 7 de diciembre de 2015

La obesidad está en el cerebro asegura experta en metabolismo

MADRID

Entre un 40 y un 70 por ciento de la obesidad tiene un componente genético y, a pesar de que siempre se ha vinculado con la parte media del cuerpo, una gran cantidad de los genes de esta enfermedad están relacionados con el cerebro que hace que estemos más o menos hambrientos o que dejemos de comer o no.

"La obesidad está en el cerebro", subrayó la doctora Ruth Loos, directora del programa de metabolismo y genética de la obesidad del Instituto de Medicina Personalizada Charles R. Bronfman de Nueva York.

La doctora explicó que la investigación actual tiende hacia el descubrimiento de nuevos genes para entender mejor la biología de la obesidad, "qué es lo que nos hace obesos", y así poder dirigir los esfuerzos de manera más racional.

También añadió que, con la información disponible en estos momentos, no es posible predecir de manera precisa quién va a ser o no obeso.

De hecho, solo se puede predecir entre un 5 y un 20 por ciento de la genética de la obesidad, señaló.

El doctor José María Ordovás, director del laboratorio de Nutrición y Genética de la Universidad de Tufts (EEUU), subrayó que la obesidad no es un problema único ni responde a un gen único -de hecho, se conocen unos 200 genes asociados con esta patología-.


sábado, 5 de diciembre de 2015

¿Cómo disfrutar las fiestas sin ganar demasiado peso?

Muchos aprovechamos las vacaciones para dormir horas extras, y desayunamos más tarde de lo recomendado, o simplemente no lo hacemos. Un consejo es que dejes preparado el desayuno por la noche para evitar retrasos y si gustas estar todavía en la cama, desayuna en la misma, así evitarás retrasar más de lo debido la comida más importante del día y la que cuida tu peso.

Tampoco te saltes el resto de las comidas como la merienda de media mañana, que con una porción de fruta es suficiente, almuerza, recuerda incluir mucha ensalada y toma el té. Hasta aquí los alimentos que ingieras no harán tu cuerpo más pesado y esto ayudará a mantener tu energía para todas las actividades. La cena no es dañina siempre y cuando sean dos horas antes de acostarte y no sea rica en grasas.

Ahora si cenaste muy pesado la noche anterior y además consumiste bebidas alcohólicas, que tu desayuno sea ligero, como un mate de manzanilla y un par de galletas, deja descansar a tu estómago, pero desayuna.

Otro consejo es que te pongas en movimiento, camina a paso moderado esto libera el estrés disminuyendo la ansiedad por comer. Además de quemar muchas calorías y ganar tiempo, ya que por las fiestas, las calles se encuentran congestionadas de movilidades, así que caminar es una excelente opción.

Si te encuentras en una fiesta socializa no te quedes junto a la mesa de comida, es mejor bailar, conversar que ingerir bocaditos o bebidas gaseosas llenas de calorías. Elige amigos que cuiden de su alimentación así tendrás alguien que también esté de tu lado y te entienda.

Para todos tus platos recuerda que tengan mayor cantidad de ensalada, muy poco arroz o papa y disfruta de la proteína como carne, pescado o la que te sirvan, las verduras ayudarán a metabolizar las grasas.

Si organizas la cena o la fiesta en tu casa, asegúrate de que se termine toda la comida, si queda repártela entre los invitados que se la lleven así tendrás menos tentaciones de las delicias cargadas de calorías. Limita las bebidas con más calorías estas son las cervezas, o las que se mezclan con gaseosas, la bebida que tiene menos cantidad de calorías es el vino. En vez de gaseosa mézclalas con agua. Antes de salir a una cena come una fruta así no comerás el doble, ya que tendrás menos espacio en tu barriga.

No te prives solo reduce tus porciones y recuerda no solo por estética sino por salud cuídate. Ahora si ganaste esos kilitos demás y deseas perderlos, de manera saludable, correcta, rápida y efectiva, busca ayuda profesional médica, que hoy en día la ciencia ha desarrollado técnicas como el lipoláser de diodo no invasivo, que aumenta el metabolismo para quemar grasa de manera acelerada, o la ultracavitación que implosiona las células grasas para reducir medidas en solo una sesión de 2 a 4 centímetros mínimamente. Hidrata tu cuerpo tomando agua y los resultados serán mejores y a largo plazo.

jueves, 3 de diciembre de 2015

Alimentos buenos para bajar de peso


El concepto de "hacer dieta" como lo conocemos de manera más común no es lo más saludable del mundo. Es decir, si haces una dieta durante un mes y luego la dejas, el efecto rebote hará que ganes peso, incluso más del que tenías antes de empezarla. Por eso, lo mejor es no hacer ninguna dieta estricta concreta pero sí inculcarnos hábitos saludables de alimentación a nosotros mismos que podamos seguir siempre. Sin embargo, si en algún momento queremos quemar calorías de más, en unComo te presentamos los alimentos buenos para bajar de peso. Eso sí, ten en cuenta que deben estar dentro de una alimentación equilibrada, ya que de lo contrario no surtirán efecto. Y si además lo complementas con un poco de ejercicio cada día, ¡será perfecto!

Lo de siempre: fruta y verdura

Sí, estamos hasta cansados de escuchar que tenemos quecomer mucha más fruta y verdura de la que la mayoría de nosotros comemos. ¡Pero quienes lo dicen tienen toda la razón! Tanto las frutas como las verduras son ricas en fibra, de modo que nos ayudan a mantener una actividad intestinal adecuada.

La fruta, aunque contiene azúcar, tiene una magnífica relación entre las calorías y la saciedad, pues nos pueden llenar fácilmente habiendo ingerido poca cantidad, y de eso se trata si queremos perder peso. Una de las frutas con más propiedades adelgazantes es la piña, añádela a tu dieta sin falta.

Las verduras casi requieren un mundo aparte por su gran variedad, así que vamos a separarlas en dos grandes grupos:

Las verduras crucíferas como el brócoli, la coliflor, el repollo o las coles de Bruselas. Estos alimentos tienen mucha fibra pero también contienen proteína, así que son muy saciantes.
Las verduras de hoja verde como la lechuga, la col, las espinacas o las acelgas. ¡Atrévete a preparar platos originales con estas verduras! Son muy bajas en calorías y en carbohidratos, de modo que son perfectas y deben estar en nuestra lista de alimentos buenos para perder peso.
El limón, nuestro aliado sorpresa

Debemos prestar especial atención al limón, porque tiene muchos más beneficios de los que creemos, y una de sus principales propiedades es la adelgazante. Este alimento es una fuente muy importante de vitamina C y acelera la función metabólica de nuestro organismo. Un jugo de limón en ayunas es una idea magnífica para desintoxicar el cuerpo y empezar a perder peso desde primera hora de la mañana.

Para el resto de día, añade limón a todas las recetas que puedas. Siempre le da un toque de sabor y casi sin quererlo, nos ayuda a perder peso. Eso sí, siempre dentro de una dieta equilibrada.

Los huevos: rompamos sus tópicos

Los huevos nunca han sido muy bien considerados entre los alimentos buenos para bajar de peso, pero sin embargo, debemos olvidarnos de esas ideas. Este alimento contiene mucha vitamina B12, de modo que controla el metabolismo y ayuda a la pérdida de peso. Además, el huevo sacia muy rápido, que es el secreto para adelgazar.

Aunque puedas incluir el huevo en tu dieta, no lo comas frito, porque el efecto será el contrario debido a que se cocina con mucho aceite. Puedes hacer huevo duro o solamente ingerir la clara de huevo.

Carnes magras: pollo y pavo

Con la de recetas que hay de pollo y pavo, nunca te aburrirás de estos alimentos y te harán olvidar a otros menos saludables como la carne de cerdo. Estos tienen muy poca grasa y contienen proteínas, y estudios científicos han demostrado que su ingesta puede reducir los antojos hasta en un 60%. ¡Es un truco perfecto!

Recuerda que debes cocinarlos sacando la piel y con muy poco aceite. Incluso, puedes hacerlos a la parrilla, le darás un toque de sabor a estas carnes sin apenas aceite.

Entre los mejores pescados: el salmón

El pescado sin grasas también es uno de los alimentos buenos para bajar de peso, pero entre los mejores destaca el salmón. Se encuentra en la familia de los pescados grasos como la trucha, la caballa, las sardinas y los arenques, que son pescados muy ricos en grasas saludables y también en proteínas.

Además, al salmón le pasa como al huevo: llena muy rápido gracias a sus propiedades saciantes. De modo que si eliges el salmón, por ejemplo, al mediodía, podrás reducir considerablemente tu apetito y disminuir la cantidad de alimentos en el resto de comidas.

No nos olvidemos de las legumbres

Las legumbres contienen mucha fibra y proteína, así que también puedes añadirlas sin problema en una dieta para bajar de peso.Sin embargo, tienes que tener en cuenta con qué acompañas a las legumbres, porque a veces tenemos tendencia a enriquecerlas con alimentos como carne de cerdo, chorizo, butifarra o alimentos similares, y es un grave error si lo que queremos es perder unos kilos.

De entre todas las legumbres, las más recomendables para adelgazar son las lentejas y las alubias pintas.

Beber abundante agua

Nunca olvides el agua, es fundamental si quieres bajar de peso. Bebe toda la que puedas, unos dos litros o dos litros y medio al día es lo ideal. No obstante, si tanta agua se te hace pesada, puedes sustituir algunos vasos de agua por infusiones o tés sin azúcar. Y si encuentras alguno que te gusta y que además tiene propiedades adelgazantes por los ingredientes que contiene, ¡mejor que mejor! En el siguiente artículo te ayudamos a descubrir Cuáles son las mejores infusiones para adelgazar.

lunes, 30 de noviembre de 2015

De cada 100 personas más de 70 tienen sobrepeso

En un balance que se hizo a las atenciones que se realizan en los servicios de salud públicos y privados, se pudo establecer que de cada 100 personas más de 70 tienen cierto grado de sobrepeso, aspecto que preocupa a las autoridades en salud.

El responsable del programa de Enfermedades No Transmisibles (ENT), del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Ramiro Ramírez, indicó que entre un 70 a 80% de personas que son atendidas en los centros de salud tienen algún grado de sobrepeso, un número bastante alto en relación a otros factores de riesgo como el tabaquismo o el alcohol.

"Los datos que se muestran son de preocupación ya que el sobrepeso es un factor de riesgo para contraer otras enfermedades como las hipertensiones y la diabetes que están apareciendo silenciosamente en la población orureña, el tema del sobrepeso es uno de los factores mas importantes para que una persona esté propensa a contraer una ENT", dijo Ramírez.

Mencionó que una de las causas para que éste mal se incremente es que la venta de comida chatarra se incrementó de forma amplia en la urbe orureña, lo más alarmante es que estos servicios de comida rápida están próximos a los establecimientos educativos lo cual incide en la salud de los adolescentes.

"Al decir comida chatarra nos referimos a los pollos a la broaster, las salchipapas, papas fritas, entre otros, que si bien son comidas de fácil acceso (por su precio) y apetitosas están afectando a la salud de la población, esto sumado a las malas combinaciones de comidas, no comer en horarios adecuados y el exceso en el consumo de alcohol son otros coadyuvantes para que se incremente este factor de riesgo" indicó.

Ramírez, recomendó a la población evitar este tipo de comidas, hacer bastante actividad física y tener controles regulares en su salud para que el sobrepeso no pase a otra fase más complicada que es la obesidad.

jueves, 26 de noviembre de 2015

Azúcar, dulce suicidio

Con sólo 16 calorías por cucharadita, ¿qué mal puede hacernos el azúcar?

Sin embargo, la realidad es que el azúcar es una sustancia tan adictiva como las drogas, y que provoca estragos en el organismo.

Cuando consumimos azúcar (sacarosa) el sistema inmunológico se debilita durante 6 horas, lo que nos hace más vulnerables a los gérmenes, virus y bacterias nocivas.

Por otro lado, el azúcar reduce las ganas de comer alimentos nutritivos como las verduras, lo que puede resultar en carencias nutricionales.

El alto consumo de azúcar es el principal culpable de la mayoría de las enfermedades crónicas que azotan a nuestra sociedad: Diabetes, hipertensión, arterioesclerosis, obesidad, cáncer, alzheimer, candidiasis, eczema, síndrome premenstrual, etc.

El azúcar blanca refinada que consumimos habitualmente es sacarosa sintetizada de forma artificial, y que por tanto, no contienen ninguna de las vitaminas o minerales que el cuerpo necesita para procesarla, por lo que el azúcar no aporta nada desde el punto de vista nutricional, por el contrario, roba al organismo minerales y vitaminas (principalmente las del grupo B), razón por la cual se dice que en los países desarrollados las personas se alimentan pero no se nutren. Por si esto fuera poco, en el proceso industrial de refinado y blanqueado del azúcar se emplea ácido sulfúrico, por lo que éste suele contener residuos de sulfitos y bisulfitos.

El ASBESTOS al ser tan afilado como el cristal, cuando se mueve por el cuerpo va agujereando las células que encuentra a su paso.

Entonces, ¿la solución consiste en sustituir en azúcar por los EDULCORANTES ARTIFICIALES?

Desgraciadamente, como reza el refrán, muchas veces es peor el remedio que la enfermedad...

El edulcorante sucralosa es básicamente azúcar clorada, y por tanto, presenta muchos de los riesgos del cloro. Las dioxinas son un subproducto del procesado del cloro, un carcinógeno 300.000 veces más potente que el DDT. Lo descubrió por error un investigador que trabajaba con compuestos para elaborar pesticidas. Muchos refrescos utilizan la sucralosa como edulcorante. No debemos olvidar leer los ingredientes listados en la etiqueta antes de comprar un producto.

La sacarina también es un carcinógeno, que ha sido prohibido hace años en muchos países.

Pero sin duda, el peor de los edulcorantes artificiales es el ASPARTAMO (E951), que también podemos encontrar en los refrescos light y en algunos medicamentos (leer siempre los prospectos).

jueves, 19 de noviembre de 2015

Anorexia nerviosa, una lucha peligrosa contra el peso


Este trastorno de la conducta alimentaria con manifestaciones psíquicas y físicas es común en muchas personas. Para evitar consecuencias fatales, es necesario tener un seguimiento médico, psicológico, comportamental y nutricional.
ELEMENTOS QUE SE DEBEN CONOCER

La anorexia nerviosa es una enfermedad muy complicada que tiene diferentes componentes (físicos y psicológicos). Es importante entender esta afección para poder ayudar a la persona afectada de la mejor forma posible sin juzgarla.

Explicación

La anorexia nerviosa, también llamada anorexia mental, es un trastorno de la conducta alimentaria (TCA). La persona afectada lleva una lucha peligrosa contra la toma de peso y es víctima de numerosos temores irrazonables, los cuales se asemejan a fobias relacionadas con el hecho de alimentarse y engordar. Según la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE), la anorexia nerviosa se observa en los pacientes que tienen un peso inferior al normal (del 15 por ciento ). El control que ejercen sobre su alimentación es excesivo y permanente. Asimismo, la percepción que tienen de su cuerpo es deformada, lo que se caracteriza por una dismorfofobia (trastorno de la percepción y valoración corporal).

SÍNTOMAS

Los pacientes que sufren anorexia nerviosa se niegan a mantener un peso saludable. Entre los principales síntomas de este trastorno, encontramos una restricción alimentaria seria, miedo obsesivo a engordar, adelgazamiento severo y toma de diuréticos o laxativos. Asimismo, la persona afectada se pesa continuamente y puede practicar deportes de forma intensa. Suele también aislarse de su entorno y provocarse vómitos luego de haber ingerido alimentos. Es fundamental destacar que el paciente no está consciente de las consecuencias médicas ocasionadas por su pérdida de peso.

Causa neurológica

Investigadores científicos españoles han destacado en su estudio “Decreased platelet monoamine oxidase activity in female anorexia nervosa” que se observa una disfunción serotoninérgica en las personas que padecen anorexia nerviosa. La serotonina es una sustancia implicada en el sistema nervioso, la cual estimula la región cerebral que regula el apetito e induce la sensación de saciedad. Por lo tanto, los pacientes pueden presentar un problema neurológico que agrava la anorexia.

personalidad

La mayoría de los pacientes que sufren anorexia nerviosa tienen una baja autoestima y son muy perfeccionistas. Asimismo, suelen estar pendientes de las críticas de su entorno. Toma en cuenta que algunas personas padecen inhibición social, hipersensibilidad, necesidad de ser protegidas y miedo de separarse del núcleo familiar. También se observan personalidades obsesivas en el control, rigidez y preocupación. Sin embargo, no se puede generalizar, ya que existen pacientes que no presentan estos perfiles psicológicos.

comorbilidad

La comorbilidad se refiere a la presencia de trastornos adicionales en la persona que padece una enfermedad. Los pacientes que sufren anorexia nerviosa pueden presentar trastorno obsesivo-compulsivo (TOC), fobia social o depresión. Es complicado saber si la anorexia nerviosa acarrea estos problemas psicopatológicos o si la presencia de estos trastornos causa la anorexia. Sin embargo, es fundamental acudir a un médico y psicólogo para evitar que el conjunto de estos problemas de salud mental ocasione complicaciones severas en el paciente.

poblaCIÓN

DE RIESGO

Se estima que la anorexia nerviosa afecta principalmente a los adolescentes que tienen entre 14 y 18 años de edad. Es más común en las personas de sexo femenino, pero puede desarrollarse también en los varones. Asimismo, las profesiones que exigen una cierta imagen corporal (modelaje, danza, actuación, entre otras) suelen elevar la prevalencia de la anorexia. Es necesario destacar que los eventos emocionalmente difíciles (divorcio o fallecimiento de un familiar) pueden favorecer el desarrollo de la anorexia nerviosa en las personas frágiles.

DIAGNÓSTICO

Para diagnosticar la anorexia nerviosa, se debe acudir a un médico, el cual efectúa una auscultación completa que permite observar el estado de desnutrición y las consecuencias de las privaciones alimentarias sobre la salud física del paciente. Luego, evalúa la presencia de diferentes criterios como la negación a mantener un peso normal, miedo a engordar y trastorno del esquema corporal. Asimismo, ciertos comportamientos relacionados con la comida son típicos en las personas que sufren anorexia. Entre éstos, encontramos el hecho de ocultar alimentos o incitar a los familiares a comer más.

COMPLICACIONES

Las principales complicaciones de la anorexia nerviosa son los desórdenes fisiológicos causados por el adelgazamiento. Por ejemplo, es común observar un retraso en el crecimiento, pérdida muscular, anemia, hipotensión y ritmo cardíaco lento. Asimismo, una disminución de la tasa de calcio, la cual puede provocar osteoporosis a futuro. Las mujeres suelen presentar amenorrea (supresión del flujo menstrual). Por otra parte, los vómitos acarrean inflamación del esófago e hinchazón de las glándulas salivales. Además, la toma de laxativos ocasiona atonía intestinal, deshidratación y edemas. Finalmente, la repercusión más severa de la anorexia nerviosa es el fallecimiento del paciente.

PROBLEMÁTICA De LA IMAGEN CORPORAL en la ANOREXIA DENTRO de LA LÓGICA SUBJETIVA DEL PACIENTE

//

Gabriela Villarroel

Psicoanalista

Posgrado en Psicoanálisis en el Instituto Clínico de Buenos Aires (ICdeBA)

En términos generales, se entiende a la anorexia como un trastorno alimenticio caracterizado por una negativa sistemática a ingerir alimentos. En su extremo, puede llegar a severos deterioros orgánicos e inclusive a la muerte. Se debe resaltar que la imagen corporal es problemática, ya que la persona nunca está satisfecha con lo que ve y frecuentemente se encuentra demasiado gorda, aun cuando está muy delgada.

En psicoanálisis, sabemos que el cuerpo no existe de entrada, debido a que se ha de construir. Esto se lo puede observar desde la infancia cuando el niño poco a poco hace uso de su cuerpo y lo descubre. Recordemos escenas de un infante frente a un espejo en las cuales el adulto a su lado le dice "ese pequeño del espejo eres tú", es decir que le permite apropiarse de su cuerpo a partir de su imagen. Esto es un proceso psíquico más que biológico. De hecho, es una construcción subjetiva, por lo cual se entiende que en la anorexia, la visión de la imagen corporal no está en concordancia con la realidad del cuerpo, lo que puede llevar a la persona a no comer nada y tener complicaciones serias. En ese contexto, la anorexia es un fenómeno que tiene una función dentro de la lógica subjetiva singular del paciente. Es necesario poder localizar cuál es el estatuto de ese cuerpo. En algunos casos, es posible concebirlo como una manifestación sintomática, la cual implica que la problemática tenga más relación con el inconsciente que con la comida en sí, generando perturbaciones en los vínculos sociales y en la relación con el cuerpo propio.

Se debe tener en cuenta que en los casos quizás más extremos, puede suceder con frecuencia que resulte indispensable hacer uso de una multiplicidad de recursos como acudir a diferentes profesionales (médico clínico y nutricionista, por ejemplo), ingerir complejos vitamínicos y adoptar una dieta especial. ¿Y por qué no incluir en esta serie a la palabra? El psicoanálisis de Orientación Lancaniana propone alojar el discurso del sujeto, escucharlo y que éste sea el que oriente los demás recursos, es decir que no se trate solamente de rectificar o de imponer pautas de alimentación, sino de abrir un ámbito para que los pacientes puedan hablar y ser escuchados. Además, acogerlos como sujetos y no como anoréxicos, dando lugar a esclarecer el estatuto del síntoma y del propio cuerpo en lo singular de cada caso.

Consejos para que los delgados suban de peso

Muchas de las personas muy delgadas no manejan efectivamente el estrés, o más bien el distrés (estrés negativo), son un tanto nerviosas y debido a esto su sistema gastrointestinal suele verse afectado. Se tornan inapetentes o no toleran bien los alimentos que consumen. Estas personas son bien hiperactivas, no pueden estar quietas.

Algunos consejos para ganar peso:

1. Una alimentación balanceada con tres comidas pequeñas y dos meriendas bien nutritivas pueden hacer un cambio notable en tu peso. Hacer 5-6 comidas pequeñas durante el día. Esto asegura una mejor ingesta calórica que intentar tres comidas grandes, sobre todo cuando no hay mucho apetito.

2. La dieta debe ser alta en hidratos de carbono (carbohidratos) complejos (panes integrales, arroz, viandas, hortalizas, etc.) y baja en grasa para reducir el valor de saciedad y que sea más fácil de digerir. Además la hace más rica en vitaminas del complejo B.


martes, 17 de noviembre de 2015

Fue anoréxica y ahora milita por el cuerpo real

Cuando tenía 14 años, la británica Megan Crabbe quería tener el cuerpo de sus ídolos pop. Para eso, se sometió a dietas rigurosas y llegó a pesar menos de 30 kilos. Con una delgadez extrema y un cuadro grave de anorexia, la adolescente seguía sintiendo que su imagen no alcanzaba el ideal de belleza al que aspiraba. Hasta que tocó fondo: con solo 15 años, estuvo al borde de la muerte y fue internada en un hospital.

"No había mucha lógica en lo que hacía, no veía lo que estaban viendo los demás", le contó Megan a la BBC. "Mi familia siempre me ha apoyado en todo. Creo que la influencia vino de la cultura popular en la que estaba tan inmersa, como el resto de mis amigos", agregó la joven, que pudo recuperarse y le ganó la batalla a la enfermedad.

Hoy, a los 22 años, se presenta como una "guerrera" en Instagram, ante los 108.000 seguidores de su cuenta @bodyposipanda. Allí promueve que las mujeres acepten su cuerpo tal cual es. Publica fotos donde se muestra en ropa interior, como hacen las modelos, pero con una imagen de chica común y corriente: con celulitis, algo de panza y unos kilos de más. Siempre, con una gran sonrisa.

En la red social, Megan postea numerosos mensajes de aliento para las adolescentes, como "la comida no es tu enemiga" o "tu cuerpo merece ser amado". También, asegura que recuperarse es posible y publica imágenes que comparan "el antes y el después" de su propia imagen.

La joven usa Instagram como un medio de catarsis, donde expresa todo el sufrimiento que debió atravesar. "En mi vida he luchado contra la anorexia nerviosa, la depresión, la ansiedad y las autolesiones. Pero todo esto no me define, porque yo también soy una guerrera del cuerpo positivo, un ejemplo de recuperación, una feminista, un humano compasivo, una amiga generosa, una persona bella", comparte. Además, aprovecha el espacio para difundir fotos de otras chicas que "militan" la misma causa. Por allí desfilan conocidas y amigas que se ríen de los kilos de más y le hacen frente a toda una sociedad que promueve un ideal estético imposible de alcanzar.





Reducir la flora intestinal puede combatir la obesidad

La reducción de los microorganismos del intestino puede promover el desarrollo de la “grasa beige”, que absorbe calorías y reduce la obesidad, según un estudio que publica la revista “Nature”.

Investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Ginebra descubrieron, con un estudio en ratones, que la ausencia de bacterias y otros microorganismos en el sistema digestivo transforma la grasa blanca en un tipo de grasa marrón, lo que genera una mayor tolerancia a la glucosa y aumenta la sensibilidad a la insulina.

El estudio parte del conocimiento de que la flora intestinal (microbiota) de personas con obesidad tiene una composición específica, distinta a la de personas delgadas.

De hecho, los ratones sin microogranismos intestinales que reciben flora de personas obesas tienden a desarrollar obesidad y resistencia a la insulina.

Para confirmar la relación entre la microbiota y la acumulación de grasa, los científicos alimentaron con una dieta alta en calorías a tres grupos de ratones: ratones libres de gérmenes, ratones comunes y ratones previamente tratados con elevadas dosis de antibióticos, que eliminan completamente los microorganismos intestinales.

Mientras que los ratones normales expuestos a la dieta hipercalórica desarrollaron obesidad y resistencia a la insulina, los otros dos grupos permanecieron delgados, mejoraron la sensibilidad a la insulina y toleraban mejor la glucosa. Además, los científicos observaron cómo en los ratones sin flora intestinal resultó estimulada la creación de “grasa beige”, que protege frente a la obesidad, de forma similar a cómo se incrementa con el ejercicio físico.

lunes, 16 de noviembre de 2015

La dieta de los seis sabores

Medicina natural. Una alimentación natural será siempre la mejor opción para nutrir el organismo y este es uno de los principios básicos en los que se basa la dieta de los seis sabores, una alimentación que se enmarca en la medicina ayurveda.

Cuerpo y mente juntos. Este método proviene de la India y consiste en dar énfasis a la mente en conjunto con la alimentación, asegura la nutricionista y dietista Claudia Vargas. Es como un tipo de medicina alternativa que se basa en alimentar a las personas correctamente, pero a la vez se tiene que hacer una unión entre una mente y cuerpo sanos.

Identificar el biotipo de cuerpo. En este sentido, la persona consume los alimentos de acuerdo a diversos factores patológicos que puede presentar. La alimentación se basa en mezclar los seis sabores que son: salado, dulce, picante, ácido, amargo y astringente. Pero antes de realizarla hay que saber combinar los sabores de acuerdo al biotipo que caracteriza al paciente para que la dieta logre equilibrar el desequilibrio. Una persona que es bajita tiende a estreñirse por lo cual tendríamos que saber combinar lo que es la fibra y no dar alimentos astringentes”, explica.

El estrés influye. La nutricionista resalta que la dieta de los seis sabores pueden utilizarlas personas que trabajen bajo presión, o estén estresadas ya que no solo cuida la alimentación, sino también la parte mental. “Cuando estamos estresados, ese estrés hace que nuestro organismo fabrique hormonas que bloquean los nutrientes y hace que el organismo no los pueda absorber como debería”, expresa.

Principios. Para que esta dieta funcione, se dice también que se debe comer en los horarios y lugares adecuados. Esta dieta puede desintoxicar el cuerpo comiendo adecuadamente, previniendo así distintas patologías como la diabetes u obesidad por nombrar algunas.

domingo, 8 de noviembre de 2015

Internet, mal consejero en dietas

Las maneras de adelgazar más buscadas y los productos requeridos se consultan por internet sin ninguna cautela.

El creciente interés sobre la alimentación correcta y sana se suele unir con el deseo de controlar el peso, periódicamente aparecen en el mercado nuevas dietas para adelgazar, difundidas a través de televisión, revistas e internet, que en muchos casos son fruto de las búsquedas de beneficios económicos más que la promoción de una alimentación sana y equilibrada. Pero la causa más frecuente para que las personas recurran a “google”, buscando la manera más fácil de perder peso, es la perfección del cuerpo.

Sin conocer los riesgos que conlleva el buscar ayuda desde la comodidad de la casa, nos dejamos convencer por algunos charlatanes por dos motivos: nuestros conocimientos de nutrición son escasos, y segundo porque no estamos dispuestos a cambiar nuestros hábitos. Se debe considerar que el objetivo de la pérdida de peso no debería ser embellecer nuestra estética, sino mejorar la salud.

Los tratamientos más buscados son denominados “dietas de milagro” y entre ellas encontramos la alcalina, la perricone y la 5:2.



DIETA ALCALINA. Muy de moda en pacientes con cáncer. La teoría de quienes recomiendan este tipo de dietas es que la sangre se vuelve alcalina y eso es saludable al punto de prevenir enfermedades y hasta curarlas. Al respecto, la licenciada en Nutrición, máster en Nutrición y Metabolismo y Ph.D. en Biomedicina, Eliana Meza, señaló que este tratamiento trae consigo una restricción de ciertos alimentos que son indispensables dentro de los nutrientes diarios que se necesitan.

Una persona que restringe su alimentación al punto de dejar de consumir los productos de origen animal puede presentar serias deficiencias y disponerse a la aparición de enfermedades



DIETA PERRICONE. Cuando el apellido de una dieta es el de un médico titulado, el peligro aumenta, como en este caso, esta dieta toma el nombre de un adinerado dermatólogo americano, quien garantiza el éxito en un régimen de tres días con un listado de alimentos y complementos que no han sido comprobados científicamente y que además de hacernos perder dinero, puede atentar contra la salud.

El principal riesgo de esta propuesta, es que nos aleja de una alimentación saludable además de un incremento de peso en el futuro difícil de revertir y un sentimiento de frustración al ver que las promesas de este autodenominado “experto en nutrición” no se cumplieron nunca.



DIETA 5:2. De los siete días de la semana, cinco hay libertad para comer y las restricciones se reservan para los otros dos. A pesar de la eficacia que le atribuyen algunos artistas que han apoyado esta dieta, sus riesgos son enormes, porque una persona no puede estar por debajo de 800 calorías al día caminando por la calle, provocando estreñimiento, dolores de espalda, lo que según críticos, se anuncia un claro interés económico y comercial.

Ninguna de estos tres planteamientos aportan pruebas e investigaciones, sus afirmaciones contradicen los conocimientos científicos, prometen resultados rápidos y sin esfuerzo, y limitan a las personas a consumir preparados que casualmente vende la persona que los promociona, y lo más importante, peligroso por la administración sin una adecuada supervisión profesional.



DIETA ATKINS. Es una dieta más que tentadora: permite comer grasas y prácticamente elimina las verduras. La Agencia Española de Seguridad Alimentaria la inscribe dentro del grupo de dietas milagrosas y apunta estos riesgos para la salud: aparte de algunos problemas menores, como halitosis o acetona en el aliento, provoca estreñimiento, aumento del colesterol en sangre, aumento de los niveles de ácido úrico y, en algunas situaciones, riesgo cardiovascular por el excesivo consumo de grasas, o sobrecarga del riñón por el exagerado consumo de proteínas. Se dice que la siguen celebridades como Kim Kardhasian, Rihanna, René Zellweger y Catherine Zeta-Jones.



DIETA DE LA TENIA. Posiblemente, uno de los ejemplos más extremos de un tratamiento insano: se trata de ingestión de huevos de una tenia con el fin de que, al crecer, esta lombriz absorba cuanto comemos. Este parásito puede provocar infinidad de problemas: meningitis, epilepsia, problemas visuales, demencia... Puede incluso llevar a la muerte si se expande por los conductos pancreáticos. Oficialmente prohibida en muchos países, los huevos siguen en oferta en internet. Durante años se dijo que la cantante María Callas había recurrido a la tenia, pero nunca llegó a confirmarse.



ALCOHOREXIA. Su filosofía es dejar de comer para poder beber alcohol, de modo que las calorías de las copas no provoquen un aumento de peso. De esta forma, quienes la siguen en su mayoría jóvenes obsesionadas con la delgadez consiguen emborracharse más rápidamente.

Con ella se corre el riesgo de desnutrición, pérdida de proteínas, vitaminas y minerales, así como de desarrollar una enfermedad hepática.



LA PERFECCIÓN MATA. Actualmente vivimos en un mundo marcado por la tecnología y el bombardeo publicitario se multiplica, creando en ocasiones efectos negativos para muchas personas, fundamentalmente en aquellas que se sienten inseguras con su cuerpo e imagen.

Los estereotipos sociales de belleza han cambiado sus cánones con el paso del tiempo, llegando al límite de anteponer la delgadez a la salud.

Sumado a esto, los medios de comunicación ofrecen una cantidad y variedad de dietas que no tienen supervisión alguna y que pueden ser nocivas para la salud. No cualquier dieta es válida para todas las personas, los organismos son diferentes, el grado de metabolismo es distinto, la genética, entre otras cosas, varían de una persona a otra.

Las dietas estrictas deben hacerse con el seguimiento de un especialista clínico para que no afecten a nuestro desarrollo normal, y se adecuen a nuestro cuerpo y modo de vida. Usualmente cuando decidimos ponernos en plan de perder peso, lo hacemos decidiendo nosotros mismos qué alimentos debemos consumir y cuáles no. Esto puede ser beneficioso y sano si elegimos simplemente optar por un modo de vida más saludable, bebiendo más agua, ingiriendo una mayor variedad de alimentos, reduciendo los azúcares, y acompañando todo esto con un poco de actividad física.

Pero cuando el deseo de bajar de peso se torna obsesivo puede resultar dañino para nuestro bienestar, llevándonos a trastornos alimentarios como la anorexia y la bulimia.



SEGÚN LA OMS LOS TRASTORNOS ALIMENTICIOS SON LA TERCERA CAUSA DE MUERTE EN ADOLESCENTES.



APOYO INTERNACIONAL. Christie Swadling, es una joven de 18 años que batalla con la anorexia. Debería estar preocupada por los exámenes en la universidad, los chicos y culminar sus asignaciones, pero en su lugar, lucha con una enfermedad producto de su obsesión con la imagen. Su obsesión con la imagen y la delgadez comenzó con Miranda Kerr. Los anuncios con Photoshop de modelos como Miranda Kerr impulsaron mis problemas de imagen, porque pensaba que esa era la manera de ser», dijo. Pero la anorexia le nubló el juicio. «Me volví más flaca que esas modelos, esto debido a mi enfermedad. Dejé de pensar en esas modelos y me obsesioné en solo perder más y más peso», confesó la chica que fue diagnosticada con anorexia nerviosa.

En su familia, nadie llevaba una dieta sana. «Siempre fui la niña de la que tenían celos porque siempre comía chocolates, patatas fritas, McDonald’s», sin embargo, esa «admiración» cambió cuando la empezaron a acosar y a llamar “gorda”.

Así empezó con su obsesión y a los 17 años su cuerpo colapsó. Tuvo que ser hospitalizada durante su cumpleaños 17, y llegó a pesar unos escasos 31 kilogramos.

«No comía casi nada, quizás dos comidas al día por menos de 300 calorías, pero había un pequeño demonio en mi cabeza que me decía que tenía que ser más delgada».



80 por ciento de personas inician todos los años alguna dieta, sin buscar orientación médica.

sábado, 7 de noviembre de 2015

Inauguraron centro para tratar trastornos alimenticios

En la zona Sur de la ciudad de La Paz se inauguró ayer el primer centro de tratamiento de trastornos alimenticios de Bolivia. Se tratarán patologías como bulimia, anorexia, desnutrición y obesidad. Uno de cada diez sufre problemas de alimentación.

La Unidad Municipal de Salud Integral Achumani-Los Pinos es un centro de salud inclusivo y multidisciplinario que dará atención en diversas especialidades que se suelen brindar en consultas privadas o de seguridad social.

El centro está en la calle 15 y avenida The Strongest de Achumani y cuenta con ambientes para fisioterapia de desarrollo, rehabilitación y reincorporación de personas con discapacidad, atención diferenciada para adolescentes y jóvenes y preparación física y psicológica de la mujer embarazada (psicoprofilaxis).

Otros de los servicios son psicología, odontología y odontopediatría, traumatología infantil, nutrición integral (tratará caso de obesidad y anorexia), trabajo social, vacunación y antropometría (talla y peso), entre otros.

“Este es un proyecto piloto, pero llevado con mucha eficiencia en favor de todo la población que ya cuenta con el servicio y funcionamiento de los hospitales municipales de Los Pinos y La Merced. Además están en construcción los de Cotahuma y La Portada. Tenemos 64 centros de salud y hemos refaccionado mitad completamente”, informó el alcalde paceño, Luis Revilla.

Por su parte, el secretario municipal de Salud, Róger Tapia, resaltó que la nueva unidad es el primer centro multidisciplinario e inclusivo de Bolivia. Además dependerá del Hospital Municipal Los Pinos y sus servicios serán complementarios a los que presta ese nosocomio de segundo nivel.

“Este centro está habilitado con todos los programas que dispone el Servicio Departamental de Salud (Sedes) y el Ministerio de Salud (…), pero además estamos creando la primera unidad que contará con la atención de nuevas especialidades”.

Tapia indicó que el servicio en esta unidad de salud es económico. Una sesión de fisioterapia, que en una clínica particular cuesta entre 350 y 500 bolivianos, en el centro valdrá 50 bolivianos. La tarifa para la consulta con equipos especializados será de 25 bolivianos.

En el acto de entrega estuvieron representantes del Sedes, de juntas vecinales, médicos, comerciantes del mercado Achumani, autoridades municipales y otros invitados.

viernes, 6 de noviembre de 2015

La dieta mediterránea y sus diferentes ventajas

La dieta mediterránea es mucho más que un patrón alimentario. En palabras de la nutricionista Asun Armas Prado, este término hace referencia a todo un "estilo de vida saludable, donde tan importante es comer bien como compartir la comida, incorporar ejercicio físico diario y practicar una cocina de temporada con alimentos del entorno". Sus beneficios son reconocidos por científicos de todo el mundo y, de hecho, este estilo de vida fue declarado en 2010 Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. Sus principales beneficios vienen de la fibra procedente de cereales, leguminosas, frutas y verduras, que equilibran el perfil calórico de la dieta. Asimismo, reducen el nivel de colesterol y el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer. Cabe aclarar que esta dieta es recomendada por la OMS para conseguir una buena calidad de vida y prevenir enfermedades degenerativas.

jueves, 5 de noviembre de 2015

Dieta preferida en Hollywood

Elegido por actrices, modelos y celebridades, el régimen alimentario creado por el doctor Perricone es un boom. La clave de su éxito está en que su objetivo no es perder peso, sino prolongar su juventud.

¿Qué tienen en común Kate Hudson, Gwyneth Paltrow, Cate Blanchett, Julia Roberts o Eva Mendes? Todas hacen el régimen de moda en Hollywood, la dieta Perricone, creada por un prestigioso dermatólogo clínico reconocido como padre de la Teoría del Envejecimiento y que no es sólo un plan de alimentación para bajar de peso, sino básicamente una dieta antiaging.

¿La diferencia? Supone un cambio de mentalidad, una manera de reevaluar los hábitos alimentarios para lograr una vida más sana, dado que ayuda a frenar la oxidación celular a través de la ingesta de ciertos alimentos (con propiedades antiinflamatorias, antioxidantes, antiarrugas y antiflacidez) y, así, recuperar también la salud de la piel, además de potenciar la energía.

“Los efectos del programa no son visibles exteriormente, sino que mejoran la salud general al aumentar la energía y mejorar el estado de ánimo”, explica el propio Perricone, quien confiesa que aunque no está concebida para perder peso, una gran mayoría de quienes la siguieron perdieron kilos. “Está científicamente constatado que el proceso de envejecimiento puede retardarse e, incluso, es posible revertir gran parte de los daños ya existentes”, agrega.

Pese a que existen dos modalidades de dieta Perricone, una de tres días y otra de veintiocho, la que suele hacerse habitualmente es la versión más corta, ya que permite conseguir resultados inmediatos. Es como un tratamiento de belleza express para seguir en casa: ayuda a reducir la hinchazón, redefine los contornos, afirma la línea de la mandíbula y aumenta de forma notable la luminosidad cutánea.

La base de la dieta son los alimentos con propiedades antiedad, que el doctor divide en cuatro grupos:

PROTEÍNAS DE ALTA CALIDAD:

“Cada día que pasamos sin ingerir proteínas es un día que envejecemos”, dice el doctor Perricone. Por eso, para un óptimo funcionamiento orgánico, nuestro cuerpo necesita diariamente su ración de proteínas de alta calidad, entre las que se destacan pescados frescos (salmón), pollo, pavo y huevos (mejor orgánicos), tofu, kéfir, yogur natural, quinua y almendras.

HIDRATOS DE CARBONO COMPLEJOS Y FIBRA:

Aquellos con bajo contenido glicémico, que permiten una absorción más lenta y no provocan una reacción inflamatoria derivada del incremento de los niveles de azúcar en sangre. Incluyendo entre cuatro y siete porciones diarias de este tipo de nutrientes (moras, cebollas, frambuesas, aceite de oliva, avena o limones), se aporta una gran cantidad de vitaminas y minerales que neutralizarán los síntomas de envejecimiento.

GRASAS “BUENAS” O ÁCIDOS GRASOS ESENCIALES:

Es fundamental la ingesta de ácidos grasos esenciales, como el Omega-3, que podemos encontrar en el salmón, el atún, las sardinas, las semillas de girasol o los pistachos.

ACIDO ALFALIPOICO Y VITAMINAS ANTIOXIDANTES:

Lo mejor son las verduras como espinacas o brócoli. Además, las vitaminas A (presente en frutas rojas, como las frutillas), las del complejo B (sardinas), y la C (kiwi, tomate, repollitos de Bruselas) son claves en una dieta nutritiva antiaging, porque ayudan a mantener un buen estado de salud y contrarrestan la oxidación celular.

PARA TOMAR EN CUENTA:

* Cada comida debe incluir proteínas de alta calidad, carbohidratos de bajo índice glucémico y grasas saludables.

* Siempre hay que consumir en primer lugar las proteínas para ayudar al proceso digestivo y evitar una respuesta glicémica. Después las fibras y, por último, los carbohidratos complejos.

* Conviene tomar entre 8 y 10 vasos de agua mineral por día. El primero en ayunas y siempre acompañar cada comida con uno.

* Resulta clave sustituir el café por el té verde, para evitar el envejecimiento y estimular el metabolismo.

* Este plan de alimentación se complementa con media hora de ejercicio diario, combinando cardiovascular, vigor muscular y flexibilidad, tres elementos fundamentales para mantenerse sano y vital.

* Dormir lo suficiente es básico para el régimen antienvejecimiento, ya que durante el sueño se anulan los efectos negativos del cortisol, se libera la hormona del crecimiento y la juventud, y se emite melatonina, una hormona con efectos positivos sobre la piel y el sistema inmunológico.

Los expertos recomiendan seguir la dieta Perricone con supervisión médica y cierta prudencia y también recuerdan que puede estar contraindicada en personas que presentan alergias o intolerancias a algunos alimentos, como frutos secos, melón o frutos de mar.

LOS NO ACONSEJABLES:

Para que esta dieta resulte exitosa hay algunas cosas que conviene evitar, como el azúcar, el café (está demostrado que aumenta los niveles de cortisol, la “hormona de la tensión”), las gaseosas light y los jugos de frutas envasados (tienen alto contenido de químicos y edulcorantes), el alcohol (una copa de vino de vez en cuando es la única opción permitida por Perricone, ya que, sobre todo el tinto, contiene polifenoles, potentes antioxidantes que protegen el organismo) y el tabaco.

7 culpables que no te dejan perder la 'pancita'

A veces los consejos tradicionales no resultan cuando se trata de perder la grasa abdominal. Puede ser que lleves una dieta equilibrada, hagas abdominales y trabajo cardiovascular regularmente, sin embargo la pancita sigue ahí.

Hay algunos hábitos responsables de causar hinchazón en el estómago, si tratas de modificarlos podrás reducir unos centímetros más fácilmente:

1. Eres adicta al chicle

Si eres aficionada a los chicles, quizás haya llegado el momento de reducir tu dosis diaria de chicle. Masticar chicle produce un exceso de aire en el estómago que infla los intestinos como si fueran un balón. Esto puede ser útil para reducir el apetito o controlar la ansiedad, pero no te ayuda a tener el vientre plano.

2. Masticas poco

"La digestión empieza en la boca", dicen los nutricionistas. La manera en que masticamos la comida es crucial para su procesamiento, si te tragas la comida casi sin masticarla vas a hacer trabajar a tu estómago de más y esto producirá gases que lo harán ver más hinchado.

3. Usas bombillas para beber

Cada vez que aspiras por una bombilla entra más aire a tu cuerpo. Es mejor beber directamente del vaso para mantener al estómago sano. Por otra parte, el abuso de las bombillas para beber se relaciona con la aparición precoz de las arrugas alrededor de la boca.

4. Roncas o respiras por la boca mientras duermes

Si cuando te levantas de la cama te sientes hinchada como un globo probablemente hayas roncado o respirado por la boca buena parte de la noche. Casi todas las personas que sufren apnea del sueño también tienen un vientre prominente.

5. Comes demasiada fibra

Consumir fibra te hace sentir saciado y ayuda a perder eso pero también hincha tu estómago. Los expertos dicen que si no estás habituado a consumir alimentos ricos en fibra debes empezar a hacerlo gradualmente para dar tiempo al estómago a ajustarse para producir las enzimas necesarias para procesar este nutriente.

6. Estás demasiado estresada

El estrés empeora la función del sistema digestivo y causa inflamación en el vientre. También te puede hacer comer más cantidad y consumir alimentos a mayor velocidad debido a la ansiedad que te provoca.

7. Tomas bebidas gasificadas

Las gaseosas, por más light que sean, jamás te ayudarán a tener un vientre plano. La razón es que estás tomando el gas que se queda en tu estómago, te hincha y te produce flatulencias. Mejor dile adiós a este tipo de bebidas que no le aportan nada bueno a tu cuerpo y consume agua y jugos de fruta natural.

miércoles, 4 de noviembre de 2015

Hacer dieta sin sufrir

Mantener la línea para tu boda puede resultar difícil. Sin embargo, hoy tienes la dieta A.L.E.A, un plan que te permite comer de todo, sin el temor de subir esos kilitos de más y por el contrario bajarlos y mantenerte en el peso ideal.

Todos los alimentos. Esta dieta tiene la característica de no eliminar ningún tipo de alimento porque propone comer ligero, pero equilibrado en un plan personalizado, asegura la nutricionista Litzy Montoya. Su nombre proviene de las siglas 'Alimentación', Ligera', 'Equilibrada' y 'Adaptada' para ti.

De acuerdo a tus necesidades. Este plan se presenta como un manual o lista de pautas que te enseña a comer de forma equilibrada, mejorando hábitos alimenticios y a su vez se pierde el exceso de peso. Pero lo mejor de esto, es que no tiene el famoso efecto rebote, ya que no se suprimen alimentos en el día a día.

Como estilo de vida. Como este régimen se enmarca en una alimentación mediterránea, la nutricionista Lucero Vargas menciona que es una dieta ideal para que la haga una futura novia ya que es equilibrada y si bien incluye la mayoría de los grupos de alimentos, estos se consume en porciones adecuadas. “Este plan se podría incluir como un estilo de vida porque dentro de los parámetros de una dieta es la que más se adecua a una alimentación saludable”, expresa.

Lo que permite. Entre los alimentos, incluye verduras, frutas, ácidos grasos esenciales, vegetales y evita en lo posible los carbohidratos. Asimismo, evita las carnes rojas y aumenta el consumo de carnes blancas, destaca Lucero.