martes, 26 de diciembre de 2017

4 consejos para sobrevivir a la navidad

Los excesos alimenticios propios de estas fechas suponen que cada persona engorde en Navidad una media de entre 3 y 5 kilos. Celebraciones familiares, con amigos, compañeros de trabajo, reencuentros, comidas copiosas y muchos dulces son los culpables.

Sin embargo, los endocrinos y nutricionistas alertan de que existen otros riesgos para salud de estos atracones. Más allá de coger peso, las personas con el colesterol elevado o diabetes deben tener cuidado durante estos días para no sufrir complicaciones relativas a las patologías que padecen.

Sabemos que en estas fiestas es muy complicado restringir los excesos o eliminar los alimentos altamente calóricos. Pero en estas fechas, más que nunca, es necesario incrementar las medidas que hacen nuestra vida más saludable. Como hacer ejercicio o dormir un número de horas adecuado.

Sabemos bien que nadie escapa a los encantos de los manjares navideños. Incluso, aquellas personas a las que no les gustan los alimentos dulces cometen excesos en esta época del año. Es importante concienciarse de la necesidad de controlar la alimentación, a pesar de las celebraciones navideñas, así que vamos a ofrecerte algunos consejos adecuados:

Cinco comidas al día: Puede parecer contraproducente, pero es la mejor solución para evitar llegar a la hora de comer con un hambre atroz que nos haga ingerir mucha más cantidad de la necesaria. La clave estará en contar con un tentempié a media mañana y a media tarde. Cuando sabemos que nos vamos a pasar, ya que tenemos una comida o una cena señalada, es recomendable limitar el aporte calórico del resto de comidas del día para contrarrestar. Siempre, en la medida de lo posible, conviene evitar la ingesta de dulces, alcohol y otros alimentos hipercalóricos.

Cuidar las raciones: Los excesos terminan pasando factura, así que ya puestos a comer de todo podemos reducir las raciones para compensar los alimentos más copiosos.

Cuidado con los dulces: Algo a tener en cuenta ya que la presencia de bandejas con turrón y otros dulces propios de estas fechas son una tentación peligrosa, cuanto más los vemos delante, más comemos y más nos apetecen.

Deporte: algo básico que debemos hacer con frecuencia durante todo el año, pero que cobra mucha más importancia si cabe en Navidad, cuando la recomendación se eleva a realizar ejercicio al menos 20 o 30 minutos cada día. Cuando los excesos son la tónica diaria, conviene aumentar la intensidad y la duración de las actividades físicas para poner remedio a los atracones.

lunes, 18 de diciembre de 2017

biManán, multinacional española especialista en productos para contribuir a bajar de peso llega a Bolivia

SAE lanzó al mercado nacional biManán, una línea de productos que reemplazan las comidas con un aporte calórico reducido pero con todos los nutrientes que el cuerpo necesita. Son batidos y barritas que vienen en deliciosos sabores y diferentes formatos que se adaptan al estilo de vida de cada persona.
Se pueden tomar el tiempo que sea necesario hasta alcanzar el objetivo deseado y deben consumirse dentro del marco de una dieta variada y equilibrada

South American Express S.A (SAE), representante de biManán para Bolivia, lanzó al mercado nacional dos líneas de productos que actúan como sustitutivos de las comidas principales, biManán Complet Diet y biManán Sustitutive, cuyo consumo apunta a contribuir a la reducción de índices de sobrepeso y obesidad, que según datos oficiales, cada vez son más alarmantes y amenazan con convertirse en un problema de salud pública.

De acuerdo a la última encuesta de Demografía y Salud (EDSA) presentada en octubre de 2017, en Bolivia seis de cada 10 mujeres de entre 30 y 49 años tienen obesidad o sobrepeso, e inclusive los menores desde sus primeros meses de nacidos, registran un índice de sobrepeso.

Según autoridades de salud pública, las cifras son preocupantes ya que a futuro pueden incrementar el número de Enfermedades No Transmisibles (ENT) y eso demanda mayor presupuesto para el Estado.

Como una opción práctica y eficaz para contribuir a la reducción de estos indicadores SAE ha puesto en el mercado nacional productos de la línea europea biManán, que son sustitutivos de comidas que pueden facilitar el seguimiento de la dieta, favoreciendo tanto la pérdida de peso como el mantenimiento del peso perdido.
La especialista en medicina ortomolecular, Dra. Fabiola Castedo, quien acompañó el lanzamiento, destacó la importancia de la alimentación saludable y la necesidad que existe en Bolivia y en el mundo de cambiar los hábitos de consumo saturados en grasas y carbohidratos. Castedo, comentó que los productos biManán no contienen elementos inhibidores del apetito, sólo tienen nutrientes que aportan saciedad, vitaminas, minerales y fibra en las dosis diarias necesarias para equilibrar la nutrición sin sobrepasarse en los aportes calóricos.
Según Adriana Aguilera, Product Manager de SAE, ambos productos, biManán Complet Diet y biManán Sustitutive, son ideales para el consumo de hombres y mujeres que quieren bajar de peso y/o mantener el peso que tienen. “Sus prácticas presentaciones en polvos fáciles de preparar y barritas en deliciosos sabores a chocolate más allá de seguir una dieta nos ayudaran a cambiar nuestro estilo de vida por uno saludable sin renunciar al buen sabor del chocolate“, subrayó Adriana Aquilera.
Adriana Aguilera mencionó que los productos biManán ya se encuentran en cadenas de farmacias y supermercados de todo el país.
A cerca de biManán
www.bimanan.com
Facebook/bimananbolivia
consultasbimanan@saebolivia.com
La línea biManán comprende los siguientes productos:
1. Complet Diet Un plan de 3 días de sustitución completa para conseguir mayores resultados y ayudar así a una mayor motivación para continuar con dietas más largas. Son 5 batidos por día con un aporte inferior a 900 kcal/día y con el que lograremos bajar hasta 3 kilos.
2. Batidos Sustitutive Los Batidos en Polvo vienen en cajas de 6 sobres individuales y con un aporte de alrededor de 200 kcal. Cada sobre reemplaza una comida principal y viene en diferentes sabores: Vainilla, Fresa y Chocolate.
3. Batidos listos para tomar (RTD Ready to drink)Los batidos RTD listos para tomar están presentados en tretrapacks de 330 ml. con un aproximado de 250 Kcal. por batido, vienen en 3 deliciosos sabores: Mango - Piña, Frutos rojos y Caffé Latté. Pueden tomarse al natural o fríos. Cada batido sustituye una comida, son fáciles de llevar y consumir y con una textura agradable y ligera tienen un alto poder de saciedad y mantienen la vitalidad porque incluyen todo lo que el cuerpo necesita: alto contenido en fibra, 16 gramos de proteína, 12 vitaminas y 11 minerales.
4. Barritas Sustituve Dos barritas sustituyen una comida, teniendo entre ambas un aporte calórico de aproximadamente 300 kcal. Vienen en deliciosos sabores lo que hará que mucho más fácil de seguir: Chocolate Intenso, Chocolate Negro con Naranja, Chocolate Fondant, Toffee y Yogur.


domingo, 3 de diciembre de 2017

Obesidad Infantil en aumento

La niñez actual ha cambiado la actividad al aire libre por un celular, tablet o televisión, a tal punto que pasa todo el día frente a una pantalla sin percatarse que el día ha pasado. Esto causa profunda preocupación por el alarmante aumento de casos de obesidad infantil y sus consecuencias para la salud.

Muchas veces en nuestro país, por la idiosincrasia, se cree equivocadamente que el estar rellenito es símbolo de buena salud y bienestar, sin percatarse que la gordura puede provocar enfermedades graves en los niños, no solo a nivel de salud, sino psicológico, porque son motivo de burla en sus centros educativos.

Pero conozcamos qué es la obesidad infantil, sus causas, factores de riesgo, complicaciones, tratamiento, formas de prevenirla y cuándo es necesario acudir a un especialista. Al respecto entrevistamos a la endocrinóloga pediatría de Sucre, Adriana Aparicio Claure (AAC).

F.- ¿QUÉ ES LA OBESIDAD INFANTIL?

AA.- La obesidad es una enfermedad crónica, sistémica, multiorgánica, metabólica e inflamatoria, determinada por la interrelación entre la genética y el medio ambiente, expresada por un exceso de grasa corporal que conlleva un mayor riesgo de enfermedades o muerte.

F.- ¿CUÁLES SON SUS CAUSAS?

AA.- Entre sus causas están: poligénicas, monogénicas y sindrómicas.

a) Poligénica.- La más frecuente debido a factores genéticos (heredados de 66 a 70%) y ambientales (sedentarismo, dieta, actividad física, etc.).

b) Monogénica.- Producida por la mutación de un solo gen por ejemplo: el gen que codifica la hormona leptina (regula el peso corporal) o de su receptor de melanocortina. Dichas mutaciones de alguna forma afectan la saciedad con exceso de consumo de alimentos desde edades tempranas.

c) Sindrómica.- Asociada a síndromes genéticos como Prader Willi, Bardet Biedl, Osteodistrofia de Albright, entre otros.

F.- ¿CUÁLES SON SUS SÍNTOMAS?

AA.- Entre los signos más visibles están el aumento de tejido adiposo localizado a nivel abdominal o generalizado. Los síntomas en cada caso son muy particulares, dependiendo de cuán avanzado esté cada caso.

F.- ¿QUÉ FACTORES DE RIESGO EXISTEN?

AA.- Si nos referimos al tipo de obesidad más frecuente como la poligénica u multifactorial influyen los siguientes factores: 1) Genéticos, si un padre es obeso el niño tiene de 2 a 4 veces riesgo de obesidad y si ambos padres son obesos esto sube a 10 veces. 2) Ambientales como el sedentarismo, la falta de actividad física regular, la alimentación rica en grasas y carbohidratos, acceso a comida chatarra y la pobreza.

F.- ¿CUÁLES SON SUS COMPLICACIONES?

AA.- La hay físicas como el pie plano, genu valgo y dolor de espalda. Los psicosociales como la baja autoestima, aislamiento, depresión y riesgo de bulling. Y finalmente las metabólicas con el incremento de presión arterial, de grasas sanguíneas como colesterol, triglicéridos que conllevan a dislipidemias, incremento de glucosa sanguínea y diabetes tipo 2. Además de hígado graso y cirrosis hepática.

F.- ¿QUÉ CANTIDAD DE ALIMENTOS DEBE CONSUMIR EL NIÑO?

AA.- Las kilocalorías que debe consumir un niño se calcula de acuerdo con la edad, sexo y tipo de actividad física que realiza, tomando en cuenta el estadio de desarrollo en el que se encuentra para completar su crecimiento y desarrollo. Siempre tiene que haber un balance entre los grupos de alimentos y se recomienda, en relación con los macronutrientes, un aporte de acuerdo con las calorías indicadas: 50% de carbohidratos, 30 % grasas y 15 a 20 % de proteínas.

F.- ¿CÓMO PREVENIR LA OBESIDAD?

AA.- Las recomendaciones generales para prevenir la obesidad en este grupo etario, según las sociedades pediátricas son: Actividad física diaria y cardiovascular por lo menos 60 minutos, así como una dieta balanceada, de preferencia calculada e indicada por personal capacitado, incluyendo siempre verduras y agua simple. Evitar azúcar refinada, sodas o jugos con alto contenido energéticos sin ningún aporte nutrimental. Además de permanecer menos de 2 horas frente a una pantalla, sea este celular, televisión, tablet o computadora, entre otros.

F.- ¿SERÁ ACONSEJABLE BAJAR DE PESO RÁPIDAMENTE A ESTA EDAD?

AA.- No, de acuerdo con el grado de obesidad que tenga el niño se le indica o no bajar de peso. Si hablamos de obesidad severa y tomando en cuenta el grupo de edad, se aconseja la pérdida máxima de 1 kilo por semana. En sobrepeso y obesidad se aconseja mantener el peso mientras el paciente crece. Siempre se valora y se considera su grupo etario en pediatría.

F.- ¿CUÁNDO ACUDIR A UN ESPECIALISTA?

AA.- Tanto el pediatra como el endocrinólogo pediatra controlan el crecimiento y desarrollo, desde el recién nacido hasta los 18 años, pero solo es el especialista en endocrinología, quien maneja los casos de obesidad, dieta, seguimiento y descarta las causas endócrinas o sindrómicas en caso de sospecha.


martes, 7 de noviembre de 2017

Sobrepeso y obesidad motivan elaboración de herramientas para su prevención

Preocupados por el incremento de sobrepeso y obesidad tanto en niños como adultos, la Asociación de Promotores de Salud del Área Rural (Aprosar), junto a médicos especialistas de Oruro, elaboraron flujogramas que permitirán la prevención y atención adecuada de esos casos en centros de salud y hospitales.

"Están surgiendo instrumentos para prevención y atención adecuada de casos de obesidad y sobrepeso, en la últimas décadas la incidencia de sobrepeso y obesidad se ha aumentado, Aprosar como entidad que ve la salud pública con el proyecto ´Proseder´, está realizando justamente medidas preventivas, entre ellas los flujogramas", aseveró la coordinadora de salud de Aprosar, Verónica Maldonado.

Dichos flujogramas, además contendrán recomendaciones respecto al tipo de alimentación que tienen que llevar los niños, estará acompañado de una cartilla que indicará la alimentación por edades, asimismo, estará escrito el tipo y tiempo de actividad física que deben realizar tanto los niños como los adultos.

"La obesidad acorta el tiempo de vida y hace propenso a adquirir enfermedades a temprana edad, como diabetes o artritis, ya existen en Oruro niños con esas enfermedades que empiezan con sobrepeso u obesidad, posteriormente con otros tipos de enfermedades, vemos jóvenes que son de 15 o 16 (años) que están empezando con insuficiencia renal consecuencia de la mala alimentación", explicó la encargada de enfermedades no transmisibles de Aprosar, María Calahuara.

También recalcó que los padres de familia están cometiendo algunos errores en la alimentación de sus hijos, pues se estaría sobre alimentándolos con comidas que tienen alta presencia de grasas, y a muy temprana edad se está viendo afecciones en su salud, ya que la obesidad es considerada como el inicio de otras enfermedades crónicas.

Respaldando esas aseveraciones, recientemente Jhenny Achá, médico internista del hospital de segundo nivel "Barrios Mineros", informó que de cada 10 pacientes atendidos en ese establecimiento seis tienen sobrepeso y otros tres presentan algún grado de obesidad.

La elaboración de dichos flujogramas estuvo respaldada con talleres y charlas en algunas unidades educativas respecto a la importancia de una adecuada alimentación, y tras la aprobación de los mismos se iniciará una etapa de capacitación a los médicos de diferentes centros de salud del departamento

martes, 17 de octubre de 2017

Aumenta el número de personas con sobrepeso



En el Día Mundial de la Alimentación se desveló que en Sucre la gente aún consume alimentos naturales, pero que crece el consumo de comidas denominadas “chatarras”.

Con motivo de la fecha, la Gobernación realizó ayer una feria productiva informativa en la plaza San Francisco donde se ofertó productos naturales como verduras y frutas.

La directora de la carrera de Nutrición y Dietética de la Universidad San Francisco Xavier, Liliana Sánchez, anunció que los resultados preliminares de una investigación sobre la alimentación de los sucrenses evidenciaron que un 74% de la gente está en los márgenes permisibles de peso, un 10% es gente delgada, un 14% tiene sobrepeso y un 3% es obesa.

Esto llama la atención porque habría malos hábitos alimenticios en los sucrenses que derivarían en enfermedades como la diabetes.

martes, 19 de septiembre de 2017

Nueva tecnología diagnostica la raíz del problema de peso



Los resultados de un examen de laboratorio mal hecho pueden derivar en un diagnóstico y tratamiento de una patología equivocada, generando grandes problemas de salud al paciente. Sucre cuenta ahora con el primer equipo médico de Bioimpedancia Eléctrica, que mide con precisión los porcentajes de líquido, grasa y masa corporal de una persona, para coadyuvar a diagnosticar enfermedades de trastorno del metabolismo, derivado de patologías como tiroides, insulina, diabetes y otras enfermedades de tipo endocrinológico.

El médico endocrinólogo Pablo Marcelo Castillo tiene en su consultorio particular, ubicado en el primer piso de la calle Rosendo Villa N° 14, el equipo médico de Bioimpedancia Eléctrica, avalado con diferentes estudios debido a su precisión al medir la cantidad de grasa, músculo y agua, componentes fundamentales del organismo de una persona.

De última generación

Castillo informa a ECOS que este equipo, de última generación, es el segundo en Bolivia y el primero en Sucre. Fue desarrollado en una empresa alemana que se caracteriza por producir instrumentos médicos de calidad y su precio bordea los 30.000 dólares. Creado en la década de los 80, fue mejorando con el paso de los años.

“La máquina, como es de origen alemán, tiene un software con diferentes estructuras para programar de acuerdo a la raza, etnia, edad o género”, explica el galeno.

“Los latinoamericanos somos diferentes a los europeos o americanos; la musculatura, la cantidad de líquido y de grasa de cada persona debe estar de acuerdo con el organismo, la talla, la edad, el género y otros parámetros”.

Para someterse al estudio hay que subirse a la máquina sin portar objetos metálicos. El equipo funciona enviando pequeñas descargas eléctricas que rebotan en distintas partes del cuerpo. Está disponible solo para mayores de 18 años y no pueden acceder a ella personas con marcapasos o prótesis activa; tampoco es recomendable para gente con arritmia cardíaca.

¿Quiénes se hacen el estudio?

Castillo dice que los pacientes acuden a su consultorio generalmente con dos problemas: con sobrepeso o los que quieren ganar peso y masa muscular.

En el primer caso, no saben con exactitud cuál es su problema. Como no pueden bajar de peso especulan y dicen, por ejemplo: “tengo retención de líquidos”, “tengo esta complexión genética” o “mis huesos son gruesos”.

La gente también tiene tendencia a escuchar los consejos de amigos sobre tal o cual producto o medicamento. Entonces, se automedica con lo que esté disponible en el mercado, incluso con medicinas sin registro sanitario.

“Esos medicamentos son en realidad diuréticos que hacen que la persona se deshidrate y pierda peso. Cuando dejan de consumirlos vuelven a tomar líquido y nuevamente suben de peso, y ahí está el ‘efecto rebote’ porque, en realidad, nunca perdieron grasa sino agua, (solo) se deshidrataron, poniendo en riesgo la estructura del riñón o del hígado, sin conseguir lo que realmente querían”, explica Castillo.

También se refiere a quienes hacen ejercicio en el gimnasio para bajar de peso sin haberse sometido a exámenes previos.

“Ellos piensan que no bajan de peso, sin embargo su musculatura es bastante elevada. Entonces, en vez de hacer tanta máquina tendrían que comenzar a hacer más cardio o complementar con la alimentación lo que les falta. Pero para eso necesitan una guía”, dice a continuación.

Centro Médico Integral

La gerente general del Centro Médico Integral y especialista en obesidad como couch nutricional, Carmen Alba, valora que el doctor Castillo “da la luz para solucionar el problema desde el inicio hasta el final, porque ya no se especula con lo que se supone se tiene”.

Este centro médico cuenta con el único laboratorio que tiene un equipo para estudiar hormonas y marcadores tumorales; por tanto, ya no se mandan muestras a ningún lado.

Castillo atiende a gente con problemas de hormonas, sobrepeso y diabetes, entre otras patologías, trabajando de manera articulada con un equipo de laboratorio y de profesionales en el área de psiquiatría, psicología, kinesiología, fisioterapia, endocrinología, medicina general, nutrición, catering de alimentación saludable y entrenamiento personalizado. Puede engranar una estructura bastante objetiva del resultado que necesita el paciente.

“El paciente no saldrá del consultorio con el estudio en sus manos preguntándose qué hará con la grasa que tiene, si tendrá que caminar o ir al gimnasio para reducirla; será asesorado integralmente. La combinación de la parte médica, la alimentación y la actividad física son esenciales”, expresa él, antes de aclarar que “todavía no existe una tableta mágica que haga todo el trabajo”.

Laboratorios equivocados

Alba sostiene que el estudio que hace la máquina es preciso y garantizado. “Hay muestras con un porcentaje de falla por el solo hecho de ser enviadas a otros departamentos. Aunque estén congeladas, tienen un porcentaje de falla y un proceso de descomposición porque se carece de una cadena de frío. Esto provoca el diagnóstico de muchas enfermedades equivocadas”.

Dice que, por ejemplo en Sucre, hay muchos casos de hipotiroidismo diagnosticados. Llegan al consultorio del doctor Castillo pacientes medicados desde hace diez años con enfermedades mal diagnosticadas, es decir, “de cada diez casos diagnosticados con hipotiroidismo que Castillo atiende, solo uno o dos son verdaderos”.

Atendieron el caso de una mujer que estuvo con tratamiento psiquiátrico como para un psicópata, cuando en realidad solo tenía un problema de insulino resistencia. Ahora está desintoxicada y se aproxima al peso ideal, sin ningún tipo de medicación.

Actualización médica

Alba también destaca la importancia que tiene la actualización de los galenos. Dice que hay medicamentos de hace 20 años que ya no se utilizan en otros países pero aquí se siguen recetando. Entonces, el paciente se desgasta, se desmotiva y empeora su salud.

Asegura que, al llegar a este centro médico, “de estar tomando diez medicamentos pasa a consumir dos, porque los fármacos que tomaba son obsoletos.

Los costos

La consulta con el endocrinólogo Castillo tiene un costo de Bs 200 y el estudio con el equipo médico de Bioimpedancia Eléctrica, Bs 150.

Primero se hace la consulta médica. Luego, según la historia clínica del paciente, se procede con los exámenes de laboratorio. Finalmente llega el tratamiento, según la política de Castillo, con el apoyo del equipo de profesionales, para ver si se necesita dieta o solo un entrenamiento físico. Generalmente, el organismo se estabiliza después de uno a tres meses.

Además, enseñan al paciente cuantas veces debe comer al día, qué comida saludable debe consumir o si requiere de un catering de alimentación específica. Es decir, se le dan varias opciones para que pueda asumir un cambio de vida.

Los interesados en obtener más información pueden llamar a los siguientes teléfonos: (4)64-58821 y 76083025. •

Video Personas que tienen Bulimia y Anorexia

viernes, 15 de septiembre de 2017

La obesidad como una adicción



Si bien las causas de la obesidad son muy diversas, el consumo excesivo de alimentos representa un factor fundamental. Cuando el consumo se torna compulsivo y descontrolado, a menudo se lo considera una “adicción alimentaria”; este concepto, sin embargo, ha motivado mucho debate, tanto en términos clínicos como científicos.

La adicción a los alimentos, incluso en ausencia de consecuencias desfavorables, sociales y sobre la salud, parece reflejar el patrón adictivo a ciertos componentes de la dieta y es similar al comportamiento adictivo para otras sustancias.

Tanto los alimentos como los fármacos inducen tolerancia en el transcurso del tiempo, de modo que se requieren cantidades más importantes para alcanzar o mantener la intoxicación o la saciedad. En ambos casos, también, la interrupción del consumo se asocia con síntomas de abstinencia, como distrés o disforia. La incidencia de recaídas es común en ambas situaciones. Debido a que los síntomas vinculados con la adicción a los alimentos son similares a los definidos para el abuso de sustancias y la dependencia, algunos grupos consideran que la adicción a los alimentos debería considerarse una enfermedad psiquiátrica.

Clásicamente, el término de adicción se utilizó para aquellas sustancias que inducen la activación de las vías mesolímbicas de la recompensa; sin embargo, más recientemente el concepto fue ampliado, de modo que actualmente incluye los "comportamientos adictivos". De hecho, el sistema mesolímbico asociado con la recompensa también es activado por actividades placenteras adictivas. Los opiáceos endógenos también son importantes en este sistema; se activan fundamentalmente en respuesta a la ingesta de alimentos dulces. Se ha visto que la naltrexona reduce el consumo compulsivo de alimentos y drogas.

Los pacientes sometidos a cirugía bariátrica por obesidad pueden presentar, después, comportamientos adictivos para otras sustancias, un fenómeno que se conoce como "transferencia de adicciones". Se ha sugerido que los alimentos más apetitosos, por ejemplo los muy dulces, los muy salados y aquellos con alto contenido de grasas, son capaces de generar un comportamiento adictivo, similar al que inducen ciertas drogas.

Si bien este fenómeno pudo haber sido beneficioso en otros tiempos, por la conversión rápida en energía, en las últimas generaciones, el entorno alimenticio ha variado de manera considerable. Las nuevas tecnologías modifican ciertos productos con la finalidad de hacerlos más “agradables” y competitivos en el mercado.

En este caso, la capacidad de brindar recompensa también se incrementa. Los alimentos hipercalóricos y ricos en grasas son, en la actualidad, muy abundantes y muy accesibles en las sociedades occidentales. A diferencia de las drogas de uso ilícito, el consumo de alimentos es relativamente económico y legal, con lo cual se favorecen, de manera importante, las conductas adictivas relacionadas.

No todas las personas que consumen drogas se tornan adictas; de la misma manera, no todos los individuos expuestos a alimentos ricos en calorías y grasas adoptan un comportamiento adictivo. Estas diferencias en la susceptibilidad obedecerían, al menos en parte, a la predisposición genética y a la adaptación cerebral al uso excesivo en el transcurso del tiempo, especialmente mediante la menor expresión de receptores dopaminérgicos D2, vinculados con el comportamiento adictivo.

La vulnerabilidad también puede relacionarse con los rasgos de la personalidad.

En este contexto, los sujetos obesos tienden a ser más sensibles a la recompensa y el castigo y a presentar conductas más impulsivas, por mecanismos que difieren de aquellos que motivan la ingesta fisiológica de alimentos. Los alimentos muy apetitosos, al igual que otras sustancias adictivas, pueden generar placer y reducir el dolor. También se ha visto que la ingesta de alimentos puede utilizarse como un método de automedicación, en respuesta a los estados emocionales negativos, como la depresión, la ansiedad, la soledad, el aburrimiento, el enojo y los conflictos interpersonales.

Sin duda, las elecciones personales también explican por qué un subgrupo de pacientes con obesidad perpetúa el conflicto que genera el seguir comiendo o deja de hacerlo. Si se acepta que la obesidad es una adicción, el abordaje de los sujetos con obesidad debería modificarse considerablemente; de hecho, la búsqueda de adicciones debería formar parte obligada del estudio de estos enfermos.

martes, 29 de agosto de 2017

5 grupos de alimentos que debes evitar si quieres perder peso



Además de evitar los saboteadores más típicos, como los refrescos y la comida basura, es posible que tu cuerpo esté reaccionando a alimentos que suelen pasar por sanos y producen una inflamación crónica en el cuerpo, impidiendo que progresemos con nuestras metas.

Mantenerte activo es un componente crucial en cualquier programa de vida sana, pero saber qué alimentos evitar es el primer paso para lograr tus objetivos de pérdida de peso.

Alimentos azucarados

Cuando se intenta perder peso hay que reducir la cantidad de dulces, postres, bebidas, etc. Pero además de evitar esas bombas de azúcar también es importante evitar los azúcares ocultos. El azúcar se oculta en alimentos como cereales, pan y otros granos, barritas de granola, zumos, bebidas para deportistas y energéticas, barritas y polvos sustitutivos, yogures, bollería, aliños y salsas, fruta seca y muchísimo más.

Estos alimentos cargados de azúcar no solo ralentizarán tu pérdida de peso, sino que también te llevarán a tener antojos, te robarán energía y concentración, dañarán tu sistema inmunológico e incluso aumentarán el riesgo de padecer diabetes. Para evitar consumir alimentos con mucho azúcar, asegúrate de que lees las etiquetas de los alimentos y que conoces todos los pseudónimos del azúcar, como la fructosa, la glucosa, el sirope de arroz, el sirope de maíz y la maltodrxtrina, entre otros azúcares.

Los alimentos procesados son una de las principales razones por las que se gana peso y por las que es casi imposible perderlo. Con alimentos genéticamente modificados, edulcorantes artificiales, productos de soja procesados, aceites vegetales (como el de colza o girasol) y carnes de mala calidad, los alimentos procesados se convierten en amenazas serias para la salud.

Todos estos químicos, antibióticos y disruptores endocrinos crean un desajuste hormonal que contraataca tus esfuerzos por perder peso.

Así que cambia los alimentos envasados por alimentos frescos y orgánicos para perder un par de kilos y mantener una buena salud.

Gluten

Según Beyond Celiac, aproximadamente 18 millones de estadounidenses tienen sensibilidad al gluten. Eso quiere decir que aunque den negativo en las pruebas de celiaquismo, el gluten puede producir respuestas negativas e inflamatorias en el cuerpo. Esta sensibilidad o intolerancia puede ser contraproducente a la hora de perder peso y provocar otros problemas de salud.

Para comprobar la sensibilidad a las alergias más comunes, solo tienes que probar una dieta de eliminación. Elimina el gluten y otros alimentos sospechosos durante unas tres semanas. Después, vuelve a incorporarlos a la vez, comiéndolos diariamente durante 1-2 semanas y llevando un registro de los síntomas. Evitar el gluten puede ser complicado porque se esconde en muchos alimentos. Pero cuando se trata de alimentos horneados es fácil encontrar opciones sin gluten que incluyen almendras, coco o harina de garbanzos.

Lácteos

Los lácteos, como el gluten, son un alérgeno común que causa inflamación. Además, la inflamación es la causa de muchas enfermedades, como la obesidad. Si eres intolerante a la lactosa o tienes alergia a la leche, los lácteos te pueden producir síntomas nada agradables, como la hinchazón o problemas digestivos.

Eliminar los lácteos de la dieta te puede ayudar a saber si tienes sensibilidad a la leche de vaca. Durante la fase de eliminación, recomiendo beber leche de coco, de almendra, de oveja o de cabra, ya que están exentas de hormonas, antibióticos y del intenso procesamiento al que se somete la de vaca. También suelen ser más fáciles de digerir.

Otro punto sobre las dietas de eliminación: hay ocho alimentos que suponen el 90% de las alergias alimentarias. Son la leche, los huevos, los cacahuetes, los frutos secos, el gluten, la soja, el pescado y el marisco. Si quieres intentar llevar una dieta de eliminación para reducir la inflamación, curar el cuerpo y perder unos kilos, es posible que tengas que eliminarlos todos.

Alimentos bajos en grasa

Las grasas se llevan toda la mala fama, pero tomar grasas saludables como las del aguacate, el coco, la mantequilla, la mantequilla clarificada, el aceite de oliva extra virgen y otras fuentes de ácidos grasos omega 3 pueden ayudarte a perder peso. Algunos estudios incluso demuestran que las dietas ricas en grasas queman más calorías que las bajas en grasas.

De hecho, la dieta cetogénica (baja en carbohidratos y alta en grasas) ha ganado en popularidad en los últimos años. Esta dieta funciona porque elimina la glucosa, el combustible que el cuerpo suele usar para tener energía. El cuerpo humano no puede producir glucosa por sí solo y solo tiene unas 24 horas para estar disponible en los músculos y el hígado. Así que una vez que la glucosa ya no está disponible en los alimentos, el cuerpo empieza a quemar la grasa acumulada en lugar de la energía.

Así que no te centres tanto en las grasas y opta por grasas saludables para llenarte, quemar más calorías y tener más energía. La dieta cetogénica quema alrededor de un 40% de grasa, un 30% de proteína y un 30% de carbohidratos, pero estos números pueden variar dependiendo de tus objetivos y de tu forma física.

Si eliminas estos posibles alérgenos de tu dieta, junto con el azúcar y la comida procesada y tomas más grasas saludables, avanzarás mucho más con tus objetivos de pérdida de peso.

Josh Axe es Doctor en Medicina Natural, quiropráctico y parte del Colegio de Ciencias Naturales. También es escritor y se dedica a la nutrición clínica. Le apasiona ayudar a la gente a mejorar usando la alimentación como medicina. Ha publicado títulos como "Eat Dirt and Essential Oils: Ancient Medicine" y trabaja en uno de los portales de salud natural más grandes del mundo: www.DrAxe.com, una página con más de 11 millones de usuarios al mes.

Dieta para adelgazar: siempre personalizada y planificada por un profesional



“La primera pregunta que nos deberíamos hacer es: ¿realmente necesitamos perder peso y cambiar nuestra dieta? Y es clave que esta sea respondida por un profesional de la salud, que es quien debe valorar no solo el peso, sino también los hábitos alimentarios y los factores de riesgo”, afirma Anabel Aragón, responsable de salud y nutrición de Nestlé (España).

Una vez tomada la decisión de perder peso, el plan de alimentación debe ser individualizado. “Es muy difícil que la dieta planificada que le ha funcionado a una persona que conozcamos tenga ese mismo efecto con nosotros, con estilos de vida y hábitos distintos”.

Si el objetivo es adelgazar, debemos saber que ha de hacerse siempre a costa de la masa grasa, nunca de la masa muscular ni a base de agua. Este no es un proceso tortuoso, pero sí requiere tiempo y esfuerzo.

“Uno de los errores más frecuentes es creer que perder peso es una cuestión de corto plazo y que requiere prácticas alimentarias extremas como eliminar por completo algún alimento, modificar el momento de su consumo o incluir alimentos ajenos a nuestra cultura”, cuenta Anabel Aragón.

Dieta milagro

Cada año aparece una nueva dieta que promete ser la definitiva. Pero hay que estar muy atentos: la mayoría de ellas carecen de base científica y efectividad, e incluso contradicen las recomendaciones generales respaldadas por profesionales sobre nutrición, advierte la nutricionista.

Reconocerlas es fundamental dado que seguirlas tiene sus riesgos: no solo no adelgazaremos, sino que estas pueden desencadenar efectos negativos en nuestro organismo.

“Si una dieta promete resultados rápidos, definitivos y sin esfuerzo, si prohíbe o restringe mucho algunos alimentos, si exagera la realidad sobre algún nutriente como los conocidos ´quemagrasas´, si un personaje famoso hace una campaña de comunicación paralela sobre esta afirmando los maravillosos resultados que le ha ofrecido y, sobre todo, si la dieta contradice las habituales recomendaciones de médicos y nutricionistas sin aportar evidencia, es muy probable que estemos ante una dieta milagro“, añade.

Estas dietas, además de no ofrecer resultados de calidad, pueden tener efectos en la salud dado que con ellas no seguimos una alimentación saludable. Además, a menudo generan un efecto rebote tras dejarlas, dado que la rápida pérdida de peso de las primeras semanas es a base de agua y de masa muscular, algo que no debemos perder.

“Una vez se abandonan estas dietas hay una recuperación muy rápida del peso perdido y, en muchos casos, superamos incluso el peso de partida e incrementamos la masa grasa, la más perjudicial”, advierte Anabel Aragón.

Peligros para la salud

La falta de efectividad no es el único problema que presentan estas dietas. “Por un lado van a agravar el riesgo cardiovascular, ya muy elevado en personas que tienen exceso de peso”. Además, pueden provocar déficits nutricionales de vitaminas y minerales y pérdidas excesivas de masa muscular, pudiendo generar estados de desnutrición proteica.

Por otra parte, aquellas dietas que son hiperproteicas pueden producir una sobrecarga renal y hepática. No obstante, no todas las consecuencias de las dietas son fisiológicas.

“Las dietas también pueden desencadenar trastornos de comportamiento alimentario como la bulimia y, sobre todo, de forma generalizada producen frustración y disminución de la autoestima si no conseguimos la meta propuesta, así como efectos emocionales negativos”.

Claves para una dieta adelgazante exitosa

Lo más importante para una correcta dieta de adelgazamiento es que sea planificada por un profesional, individualizada y que tenga en cuenta nuestros hábitos, horarios, preferencias culinarias, cultura y estilo de vida.

El primer paso es ponerse en manos de un experto que diagnostique si existe o no exceso de peso y los riesgos que conlleva, e iniciar una pérdida de peso supervisada.

También es fundamental “animar a la persona para mejorar la adherencia y la educación alimentaria para marcar objetivos realistas y evitar el efecto yoyó”.

Siempre hay que prevenir la ganancia de peso perdido al terminar la dieta y, ante todo, reducir el riesgo asociado al exceso de peso, que puede ocasionar diabetes, hipertensión y colesterol alto.

“El objetivo ha de ser mejorar la capacidad funcional y no tanto el aspecto estético”, señala la experta en nutrición.



RECOMENDACIONES PARA PERDER PESO

No obstante, aunque se recomienden tratamientos personalizados e individualizados, existen algunos consejos generales para reducir el exceso de peso.

Anabel Aragón recomienda distribuir los alimentos en varias ingestas al día, llevar un horario regular y no dejar pasar mucho tiempo entre una comida y otra. Además, sugiere comer despacio, masticando muy bien los alimentos y siendo conscientes de este proceso. Un truco para hacer esto es dejar los cubiertos en la mesa mientras se mastica.

Además, es aconsejable servir los alimentos en platos más pequeños de los habituales, limitar la ingesta de bebidas alcohólicas, azucaradas y de bollería.

También se recomienda que los lácteos sean desnatados y sin azúcar añadido, e incluir una ración de hortalizas crudas o cocinadas tanto en la comida como en la cena. Incluir legumbres dos o tres veces a la semana cocinadas de forma ligera, evitando las carnes más grasas.

En cuanto a los hidratos de carbono, se recomienda recurrir a las variedades integrales. De postre, siempre fruta. También es muy beneficiosa la ingesta de pequeñas cantidades de frutos secos como tentempié o en ensalada.

En cuanto a las carnes, consumir siempre las que tienen menos grasa como la de ave o conejo, o desgrasarlas antes de cocinarlas. No obstante, es aconsejable preferir pescados antes que carnes y variar entre blancos y azules.

Los métodos de cocinado deben ser ligeros, como el vapor, la plancha o el horno. En cuanto a aceite de preferencia, indiscutiblemente este debe ser de oliva. Y, como siempre reitera Anabel Aragón: la bebida de elección debe ser siempre el agua.

lunes, 7 de agosto de 2017

Efectos de la obesidad


El cuerpo experimenta cambios peligrosos
El doctor Elías Vidaurre explica que la obesidad es una condición en la que una alta cantidad de la grasa corporal incrementa la probabilidad de padecer problemas de salud. Las personas que los padecen tienen los siguientes síntomas: azúcar alta en la sangre o diabetes, presión arterial alta y nivel alto de colesterol y triglicéridos en la sangre.

A tomar en cuenta
Las mujeres con una medida de cintura mayor a 35 pulgadas (89 cm) y los hombres mayor a 40 (102 cm) pulgadas tienen un aumento del riesgo de cardiopatía y diabetes tipo 2. Las personas con cuerpos “en forma de manzana” (la cintura es más grande que sus caderas) también tienen un aumento del riesgo de estas afecciones.
Vidaurre indica que tener un factor de riesgo no significa que se contraerá alguna enfermedad, pero aumenta la probabilidad de que esto suceda. “Algunos factores de riesgo, como la edad, la raza o los antecedentes familiares de una persona no se pueden modificar. Cuantos más factores de riesgo tenga usted, mayor será su probabilidad de presentar la enfermedad o el problema de salud”, asegura.
Si tiene obesidad, su médico le puede ayudar a comenzar un programa de pérdida de peso. “Una meta inicial de bajar del 5 al 10% de su peso actual reducirá su riesgo de desarrollar enfermedades relacionadas con la obesidad”, aconseja el médico.
Dejar de respirar durante el sueño es uno de los síntomas de obesidad
La obesidad ocasiona ataques cardiacos y accidentes cerebrales
Los problemas óseos y articulares pueden llevar a tener osteoporosis

martes, 1 de agosto de 2017

La ganancia de peso en la adultez aumenta el riesgo de enfermedades

La mayoría de los adultos aumentan de peso a medida que envejecen, pero una ganancia de apenas cinco kilos podría aumentar de manera significativa el riesgo de enfermedades, afirmaron investigadores estadounidenses.

Científicos de la universidad de Harvard descubrieron que incluso una modesta ganancia de kilos en edad adulta "estaba asociada a una elevada incidencia de enfermedades crónicas mayores como diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares, cáncer y muertes no traumáticas", dice el estudio publicado en el Journal of the American Medical Association.

"Nuestro estudio es el primero de su tipo en examinar sistemáticamente la relación en el aumento de peso en la mediana adultez con riesgos a la salud", dijo el autor Frank Hu, profesor de nutrición y epidemiología en la universidad de Harvard.

"Los resultados indican que incluso un pequeño aumento de peso puede tener importantes consecuencias para la salud", añadió.

El estudio se apoyó en datos de estudios realizados a más de 92.000 personas entre 1976 y 2012.

Los participantes reportaban los kilos que habían ganado desde que tenían 18 años (las mujeres) y 21 años (los hombres) hasta que cumplían 55, una edad que los investigadores califican de "adultez media".

La mayoría de las personas había aumentado de peso en ese período. Las mujeres un promedio de 10 kilos y los hombres 8,6.

Pero si se comparaba a este grupo con aquel que integraban los que habían logrado mantener una diferencia no mayor a 2,3 kilos entre su juventud y su adultez media, los que habían ganado más kilos enfrentaron más problemas de salud, desde enfermedades del corazón a un envejecimiento con más achaques

sábado, 29 de julio de 2017

Eliminar grasa localizada

La grasa localizada que generalmente se acumula alrededor del abdomen, posee células con capacidad de regeneración acelerada, es por eso que es un lugar que si no cuidamos nuestros hábitos alimenticios crecerá rápidamente.

Por lo que una excelente opción para reducir ésta grasa localizada es la hidro, versión acortada de la hidrolipoclasia. La hidro consiste en la aplicación de sustancias liporeductoras a nivel localizado mediante inyecciones en el tejido adiposo en zonas del cuerpo en las que se desea disolver la grasa acumulada. Además permite mejorar la circulación sanguínea y linfática lo que propicia la eliminación del exceso de líquidos y toxinas.

Dicha técnica ha ido evolucionando, con la aparición de productos y medicamentos de mayor eficacia, además de adicionar aparatología como el ultrasonido, la radiofrecuencia tripolar y electro estimulación mediante ondas rusas para potenciar los resultados.

La reducción promedio está entre 3 y 6 cm de circunferencia de grasa localizada una de las mayores reducciones reales de grasa en una sola sesión. Ya que otras técnicas están con un promedio de reducción de 2 a 4cm.

Apto para mujeres y hombres que deseen reducir esa molesta acumulación de grasa de forma segura y real.

El número de sesiones se sugiere de 4 a 6 con un intervalo semanal. Este tratamiento es adecuado como técnica reductora y anticelulítica. Ideal para aquellas zonas en las que se resisten los depósitos de grasa o la celulitis, como la papada, brazos, espalda, abdomen, glúteos y piernas. Debe ser aplicada por personal capacitado, ya que la aplicación y combinación de medicamentos es un asunto médico.

Dicha aplicación no es dolorosa y el paciente retorna a sus actividades de manera inmediata, requiriendo ingerir agua pura para eliminar lo diluido.

Entre los productos que se utilizan actualmente se encuentran: l-carnitina, cafeína, hormona tiroidea, alcachofa y muchos más de acuerdo al caso, por ejemplo si es un paciente que además presenta flacidez, estrías, retención de líquidos, etc. debe agregarse otros medicamentos como la hidroxiprolina, si tiene celulitis la Y-humbina que aumenta la irrigación sanguínea.

Posterior a las inyecciones se espera 48 horas para poder realizar la aparatología de máximo media hora y posterior toma de medidas. Todo programa de reducción de grasa, debe ir acompañado de una alimentación adecuada, dieta acorde a cada paciente y actividad física, ya que si bien la reducción corporal es en una semana ésta debe permanecer el mayor tiempo posible y para ello el cambio de hábitos tóxicos por hábitos saludables es indispensable.

jueves, 13 de julio de 2017

Bulimia y anorexia


Enfermedades que pueden dañar la salud
El nutricionista Camilo Andrade explica que los trastornos de la alimentación implican algo más que simplemente comenzar una dieta para bajar de peso o tratar de hacer ejercicio físico todos los días. Por ello los nutricionistas hacen especial énfasis en conocer a fondo estas patologías

Conociendo más
Los trastornos de la alimentación son tan comunes que según estudios uno o dos de cada 10 personas lidiarán alguna vez con uno. Cada año, miles de adolescentes desarrollan trastornos de la alimentación o problemas de peso, alimentación o con su imagen corporal, al ser esta la edad donde adquiere relevancia la cuestión estética.
Los trastornos de alimentación más comunes son la anorexia nerviosa y la bulimia nerviosa, pero cada vez se identifican con más frecuencia otros trastornos relacionados con los alimentos, como el trastorno restrictivo o selectivo, el trastorno por atracones, los trastornos de la imagen corporal y las fobias a los alimentos.
Los trastornos alimenticios son los más peligrosos para los jóvenes.

viernes, 7 de julio de 2017

Oler comida engorda, según nuevo estudio


Andrew Dillin y Céline Riera, científicos de la Universidad de Berkeley de California, publicaron un revelador estudio en la revista Cell Metabolism sobre la influencia del sentido del olfato en la acumulación de grasas.

Concluyeron que existe relación entre el olor de la comida y el metabolismo, lo que influye en el aumento de peso.

Según explica la web Gizmodo, Dillin y Riera utilizaron terapia genética con el fin de anular las terminaciones nerviosas de un grupo de ratones, privándoles del sentido del olfato durante tres semanas. Después, les dieron de comer una dieta rica en grasas. Junto a ellos había un grupo de control formado por ratones con el sentido del olfato intacto.

La pérdida del olfato no influyó de ninguna manera en el apetito de los roedores pero si se evidenció que los ratones que no podían oler la comida solo captaban un 10% de la grasa adquirida por sus compañeros, es decir engordaban menos.

En un segunda prueba, decidieron anular el sentido del olfato en roedores con problemas de obesidad, consiguiendo que su índice de grasa corporal baje a niveles normales.

En un último test, usaron a ratones con características de un olfato superior al de un roedor normal. En este caso los primeros ganaron mucho más peso.

El estudio aclara que todas las variaciones de peso corresponden solo a grasa corporal, no a masa muscular u ósea.

"Los sistemas sensoriales juegan un papel crucial en el metabolismo. Ganar peso no es solo una cuestión de cuántas calorías se ingieren, sino de cómo se perciben esas calorías. Si podemos demostrar esta hipótesis en humanos, quizá podamos desarrollar un fármaco que interrumpa ese circuito metabólico sin afectar al sentido del olfato", señala Dillin, uno de los autores del estudio.

La hipótesis

Los estudiosos creen que la relación con el olfato tiene que ver con el metabolismo. Los ratones que no olían la comida mostraban un mayor ritmo metabólico. Es decir que quemaban grasas más rápidamente.

La hipótesis de Dillin y Riera es que, el olfato indica al organismo cuándo vamos a comer, preparándose para recibir alimentos.

Cuando no la olemos, el cuerpo cree que ya la hemos comido o aún no ha llegado el momento de comer, por lo que mantiene el ritmo metabólico normal y sigue quemando grasas.

El estudio solo se ha realizado con ratones, pero los autores creen que es probable que suceda lo mismo con seres humanos.

Advierten que acoso laboral y bajo salario causan obesidad


Inestabilidad laboral, acoso y falta de salarios justos son factores que detonan la obesidad, ya que incitan a que el cerebro humano busque acumular grasa en el cuerpo, tal y como lo hacían nuestros ancestros cuando se sentían en peligro, dijo hoy el doctor Arturo Ruiz Velasco.

“La obesidad laboral es un reflejo de una serie de conflictos internos, que se aúnan al sedentarismo, mala alimentación y desequilibrios emocionales al desconocer su futuro inmediato", explica a Efe este experto en el trabajo emocional relacionado con el sobrepeso.

De acuerdo con Velasco, en los orígenes del ser humano, cuando este era excluido de un clan se generaba un estrés muy grande, “un shock biológico muy fuerte y se sentía abandonado".

Era necesario para no morir de frío y defenderse de los animales, y eso se quedó grabado en el cerebro hasta la actualidad, por lo que sentirse en amenaza lleva al ser humano a utilizar la grasa como un medio de protección, apunta.

viernes, 16 de junio de 2017

Hay alternativas de comida sana frente al aumento de la obesidad


Toca el timbre, es recreo y los alumnos del colegio Cástulo Chávez se vuelcan al quiosco de la portera Elena Soliz. Allí, en lugar de los asaditos, empanadas o panchitos con mayonesa, predominan naranjas, mandarinas, manzanas, gualeles y productos saludables como yogur con granola, tujuré o jugo de quinua; hay hamburguesas elaboradas con lenteja y soya; y los jugos de fruta también sacan amplia ventaja a las sodas.

“Al principio costó, pero los chicos ya están acostumbrados a comer sano; ahora solo cuesta que los alumnos nuevos se habitúen”, dice doña Elena.

Este fenómeno no es casual, responde a una campaña ardua que duró años, ideada a partir de las cifras alarmantes de obecidad, cifras que por lo menos en nuestro medio no se han actualizado. Angélica Fierro, responsable del programa de enfermedades no transmisibles del Sedes, señala que los datos que existen sobre obesidad datan de 1998 y que solo hay estimaciones (hechas en 2012) que reflejan que, en Santa Cruz, un 26% de la población entre 25 y 59 años tenía sobrepeso y la obesidad alcanzaba al 32%.

En el mundo
Un estudio de la universidad de Washington alertó el martes en un foro sobre comida y alimentación en Estocolmo que unos 2.200 millones de personas en el mundo padecen obesidad. Es decir, el 30% de la población tiene sobrepeso, lo que convierte a esta condición en un problema de salud pública. “Los que aumentan de peso lo hacen a riesgo propio de padecer enfermedad cardiovascular, diabetes, cáncer y otros padecimientos que amenazan la vida”, aseguró Christopher Murray, uno de los autores del estudio.

Cambio de mentalidad
Pese a esta situación, se tiene, aunque pocas, algunas iniciativas saludables. La del colegio Cástulo Chávez es una de ellas, ya que desde 2013 empezaron a cambiar las papas fritas y sodas por alimentos nutritivos.

El exdefensor del pueblo Hernán Cabrera señala que la iniciativa nació de esa institución y que el Cástulo Chávez fue el colegio piloto. “Fue un trabajo arduo porque se debió cambiar la mentalidad de los padres y los estudiantes para que mejoren su alimentación”, señala, además de considerar que esto debería ser una política pública.

La portera, por su parte, agrega que una vez cambiado el hábito, su margen de ganancia es igual a cuando vendía frituras y otros productos no saludables.

El colegio Cástulo Chávez además ha reforzado el hábito de la buena alimentación haciendo partícipes a los estudiantes. La profesora Isabel Calvimontes explica que llevan adelante su proyecto socioproductivo denominado Hábitos alimenticios que contribuyen a un estilo de vida saludable, mediante el cual los propios estudiantes construyen sus quioscos, preparan alimentos y los comercializan. En el turno de la tarde, el director Miguel Pérez indicó que tienen su proyecto Panadería escolar, en el que utilizan granos integrales y también preparan jugos de fruta.

¿Cómo se nutre el cruceño?
Rima Ribera observa que hay un alto consumo de alimentos grasos y dulces en Santa Cruz, además de sedentarismo, y sugiere adoptar medidas como cobrar mayores impuestos a los alimentos insalubres, lo cual ha dado buenos resultados en Chile, según refirió.

Por su parte, la nutricionista Carla María Justiniano lamenta el consumo de carbohidratos y frituras (papas fritas, arroz y plátano frito en un mismo plato) y la pobre ingesta de verduras en las mesas de los cruceños, lo que deriva en un aporte escaso de vitaminas, minerales y fibras y en el detrimento de la salud.

jueves, 15 de junio de 2017

Jessica Echeverría: La sociedad experimenta ‘gordofobia’



No le interesa subirse a una balanza para controlar su peso ni vive a diario en el gimnasio. Sexy, audaz y segura de sí misma, la abogada cruceña trabaja a favor de niños que sufrieron violencia sexual, también es activista y se manifiesta en contra de la discriminación hacia las personas con sobrepeso.

Mía— ¿Qué te llevó a ejercer este tipo de activismo?

Jessica— Hay demasiada admiración a un concepto de belleza que establece la sociedad en Santa Cruz, donde los concursos de belleza abundan y hay muchas estéticas (centros), gimnasios y spas. Yo nunca he sentido problemas con mi físico, pero desde que tengo uso de razón siempre me cuestionaban: ‘eres bonita, por qué no bajas de peso’, ‘tienes problemas de tiroides’, ‘no ha probado tal dieta’, ‘...ha llegado un médico buenísimo’. Siempre he estado rodeada de ese tipo de comentarios que resumo en una palabra: “gordofobia”.

Mía— ¿Qué es la ‘gordofobia’?

Jessica— Tenemos una sociedad que le tiene fobia a los gordos. Yo nunca me he sentido mal con mi cuerpo ni lo rechacé, todo lo contrario, mi cuerpo me encanta y lo acepto, pero quien tiene problema con mi cuerpo es la sociedad. En Santa Cruz no todas son delgadas, como se proyecta; la mujer cruceña tiene curvas y caderas. Escuchando a muchas adolescentes, por los casos que llevo, tienen obsesión de ser flacas, hacer dieta desde jovencitas y esto lleva a caer en la bulimia y anorexia. La televisión y las revistas nos muestran como bello lo delgado. Somos muchas las gordas en Santa Cruz y por ello decidí escribir en Facebook y así mostrar rebeldía y lucha para aceptarse. Al final una no debe tener problemas con su peso. Yo no quiero ser flaca como todas las demás.

Mía— ¿Cómo te has resguardado del bombardeo mediático sobre cánones de belleza sin que se vulnere tu autoestima?

Jessica— La seguridad se irradia. Si una persona es feliz como es se siente cómoda. Un momento de mi vida bajé 40 kg y debo decir que cuando más flaca fui, no era feliz. Volví a subir y me siento tranquila. Muchas mujeres me han escrito para comentarme sobre la violencia psicológica que sufren por parte de sus parejas porque les dicen: mira tu barriga, tu celulitis o les muestran cuerpos de modelos (...). Otras mujeres me han dicho que se identifican con lo que expreso, que no quieren vivir forzadas ya que cada metabolismo y cada cuerpo es distinto. Conozco a modelos y he visto que muchas exponen su salud al extremo con el fin de adelgazar, incluso consumiendo sustancias nocivas. Igual no son mujeres plenas. Una no puede ser feliz teniendo hambre todo el día.

Mía— ¿Cómo es una mujer plena?

Jessica— La idea es que seamos mujeres independientes, formadas, capaces de estudiar y de liderar. No se trata de estar muestre y muestre el cuerpo.

Mía— ¿Cómo apoyas a que las mujeres estén más seguras de sí mismas, además de escribir en Facebook?

Jessica— Les digo que sean felices cuando se miran al espejo, todas las mujeres somos hermosas. Nosotras aceptamos a los hombres calvos y panzones, y no nos fijamos en que tengan un sixpack de abdominales. Las mujeres amamos a los hombres sin importar que cumplan estereotipos de belleza, entonces con esa fuerza tenemos que amarnos primero a nosotras. Se trata de liberarnos entre nosotras y aceptarnos porque todas somos hermosas. Que nos amen como somos. Yo muestro mi cuerpo y les gusto a mis seguidores, tengo muchos likes en las redes sociales.

Mía— ¿Tu talla jugó a favor o en contra en tu carrera política?

Jessica— Yo fui diputada y sufrí mucho en la política. Recuerdo que un exdiputado me dijo: ‘voy a votar para que seas presidenta de la brigada, pero tienes que bajar 30 kilos.’ También, un líder político me dijo: ‘tan bonita por qué no bajas de peso un poco’. No era suficiente ser honesta o buena diputada, el problema era que tenía que agradar a los políticos con mi físico. Esto me hizo leer textos feministas y de izquierda. A0sí comencé a ver la vereda del frente.

lunes, 12 de junio de 2017

Unos 2.200 millones de personas en el mundo padecen sobrepeso u obesidad



Unos 2.200 millones de personas sufren sobrepeso u obesidad en el mundo y pueden sufrir problemas de salud relacionados con ese padecimiento, según un estudio publicado hoy en la revista especializada The New England Journal of Medicine.

La investigación, realizada por el Instituto para la Métrica y Evaluación de la Salud (IHME, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Washington en Seattle (EE.UU.) y presentada hoy en el EAT Food Forum en Estocolmo, se centró en el estudio de 195 países y territorios entre los años 1980 y 2015.

Los más de 2.300 colaboradores en 133 países se basaron en los datos del Global Burden of Disease (GBD), una colaboración internacional que evalúa sistemáticamente la salud y sus factores de riesgo de 188 países.

Según estos datos, 2.200 millones de personas en 2015 en el mundo estaban afectadas por exceso de peso, lo que supone un 30 % de la población.

De esta cantidad, 108 millones de niños y 600 millones de adultos tenían un índice de masa corporal en el umbral de la obesidad, que superaba los 30.

De acuerdo con la definición del estudio, un índice de masa corporal (IMC), que asocia el peso con la altura del individuo, superior a 30 equivale a la obesidad, mientras que entre 25 y 30 corresponde a sobrepeso.

Desde 1980, la obesidad se ha duplicado en más de 70 países y ha crecido continuamente en la mayoría, además de que en el caso de los niños, el ritmo de obesidad de muchos lugares en el mundo superó al de los adultos.

Estados Unidos fue, con casi el 13 % de sus habitantes, el país con el mayor nivel de obesidad de entre los 20 más poblados.

Egipto tuvo el mayor porcentaje de adultos obesos, con un 35 % de su población; seguido por EE.UU., con 79,4 millones de personas; y de China, con 57,3 millones.

Por su parte, 15,3 millones de niños chinos y 14,4 millones de niños de India fueron los menores que más padecieron esta enfermedad crónica.

En el otro lado del espectro, se encontraron Bangladesh y Vietnam, con un 1 % de obesidad entre sus habitantes.

"El exceso de peso es uno de los problemas de salud pública más difíciles de nuestro tiempo, que afecta a casi una de cada tres personas en el mundo", aseguró Ashkan Afshin, uno de los autores del estudio y profesor de la Universidad de Washington.

Los expertos avisaron de que este incremento de peso mundial en niños y adultos provoca problemas de salud y enfermedades que han causado un aumento del número de muertes relacionadas con el sobrepeso y la obesidad en los últimos años.

El 40 % de las muertes en 2015 relacionadas con el exceso de peso corporal correspondieron a personas que, con su índice de masa corporal, padecían sobrepeso pero no llegaron a ser considerados obesos.

"Los que aumentan de peso lo hacen a riesgo propio de enfermedad cardiovascular, diabetes, cáncer y otras condiciones que amenazan la vida", alertó Christopher Murray, otro de los autores del estudio y profesor de la Universidad de Washington.

"Las resoluciones de año nuevo para perder peso -añadió Murray- deben convertirse en compromisos durante todo el año para perder peso y evitar el aumento en el futuro". (12/06/2017)

martes, 6 de junio de 2017

Las emociones de la obesidad

SOBREPESO | TRATAR DE CALMAR LA ANSIEDAD COMIENDO PAPAS FRITAS O LA PENA CON UN HELADO, ES PARTE DEL PROCESO QUE PUEDE LLEVAR HACIA LA OBESIDAD, UN NUEVO ESTUDIO HABLA SOBRE EL TEMA.

La imagen de la mujer que come un kilo de helado mientras mira una película romántica porque su novio la ha dejado, es más que un cliché de comedia estadounidense, existen conductas emocionales que influyen en el sobrepeso y la obesidad y una dieta no es suficiente para bajar de peso si no se tratan también las emociones.

La obesidad es una condición clínica individual, que se ha convertido en un serio problema de salud pública que va en aumento, explica la psicóloga clínica y psicoterapeuta complementaria, Cecilia García Meruvia.

“Las causas de la obesidad son múltiples, e incluyen factores tales como la herencia genética; el comportamiento del sistema nervioso, endócrino, metabólico, factores no heredables y factores sociales”, dice y añade que en esta condición es muy importante recalcar la importancia de seguir las recomendaciones ofrecidas por un médico especializado en orden de descartar la existencia de los factores anteriormente mencionados. A la vez, para obtener resultados exitosos el acompañamiento de un tratamiento psicológico es vital, debido a que la condición de la obesidad en cada sujeto tiene diferentes detonantes emocionales que podrían dificultar la estabilización del paciente, advierte la psicóloga.

Dentro de estos detonantes emocionales, comenta García, los más repetitivos son aquellos ligados al miedo, la ira y la culpa, donde prima una necesidad de protegerse o sentirse protegido en la mayoría de los casos. Al mismo tiempo, la sobre alimentación puede ser en muchos casos un mecanismo de defensa para manejar síntomas depresivos, ansiosos, agresión reprimida o traumas vividos en el pasado, como abusos de tipo sexual en la mayoría de los casos, donde el sujeto busca ocultarse o protegerse, usando para eso grasa acumulada en el organismo.



TERAPIA

El acompañamiento terapéutico para la obesidad o cualquier condición relacionada con problemas alimenticios o que envuelven la imagen del sujeto, es altamente recomendable para poder eliminar o disminuir las resistencias tanto físicas como mentales y emocionales del paciente, comenta García.

“Este acompañamiento se puede dar con la implementación de diferentes terapias y técnicas, que van desde la terapia tradicional hasta la terapia complementaria. Desde mi experiencia terapéutica, yo sugeriría una intervención integral, que permita al paciente combinar el trabajo de un médico especialista, junto al trabajo terapéutico y educativo de un nutricionista, tomando en cuenta que cada caso es diferente”, dice la psicóloga.



ESTUDIO

Por su parte, el psiquiatra español Javier Quintero destaca en una entrevista publicada por Efe Salud, que por primera vez se incluya el equilibrio emocional como una recomendación de estilo de vida en la Pirámide de la Alimentación Saludable de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) presentada recientemente.

“Me parece fundamental que en la base de la pirámide aparezca el equilibrio emocional, pero hay que profundizar un poco más. No se trata solo de una vida sana y estar tranquilo. Hay que gente que vive su sobrepeso de forma equilibrada, pero eso no quita que tenga un problema ejecutivo de fondo”, señala.

Desde hace diez años un equipo de profesionales de la salud mental capitaneado por Quintero trabaja con una máxima: “Si no se trabaja el aspecto emocional, lo demás no va a funcionar” en el abordaje de la obesidad y su antesala, el sobrepeso.

Si solo se trata el balance energético (consumo de energía y gasto) “se pueden hacer tantas dietas como queramos, que serán igual al número de fracasos a la hora de intentar modular su alimentación”, apunta el doctor.

Y bajo ese aspecto emocional hay circunstancias ligadas a la depresión, al trauma, a la adicción a la comida, al descontrol de los impulsos, a la desorganización en la forma de vida.

“Ni todos los pacientes están bien, ni todos están mal, pero por lo general se cae el mito del gordo feliz”, apunta el jefe de Psiquiatría del Hospital Infanta Leonor de Madrid.



LA D.I.E.T.A QUE ANALIZA LAS EMOCIONES

Los años de investigación del equipo de Quintero en la relación que tienen los diferentes trastornos de conducta y el sobrepeso y obesidad se han materializado en una herramienta, la D.I.E.T.A.

Se trata de una evaluación de los aspectos emocionales mediante la contestación de un cuestionario que cualquier persona puede acometer a través de la web de este equipo, www.somoscomocomemos.com, y conocer el perfil emocional del interesado.



OBESIDAD

Se analizan cinco dimensiones: D (desorganización); I (impulsividad); E (emocional); T (traumática) y A (adictividad) en diferentes niveles.

“Lo normal es que una o dos de las dimensiones sean las que se disparan y generalmente crean el problema” que lleva a comer descontroladamente y a engordar de forma insana, explica Quintero.

La D se refiere a una desorganización del estilo de vida que lleva a ejecutar hábitos poco sanos; la I se refiere a la impulsividad a la hora de comer, a la ausencia de autocontrol; la E es la emoción (que tiene dos partes: una relacionada con la ansiedad y otra con la depresión); la T es haber vivido una experiencia traumática; y la A es la adicción a la comida.

Sobre la adicción a la comida el especialista explica que determinados alimentos, en general los hidratos de carbono y los azúcares, unido a determinados hábitos de alimentación, pueden provocar una activación intensa y rápida de la dopamina, una hormona que regula el placer y todo lo que lo activa tiende a repetirse, creando una necesidad de comer para activar ese mecanismo de recompensa.

“En las personas con sobrepeso y/o obesidad se encuentran con mucha frecuencia problemas emocionales, cognitivos y/o psicológicos, que definen su patrón de alimentación. En general se producen dos tipos de problemas; los primarios (aquellos que actúan como desencadenantes y/o agravantes del sobrepeso) y los secundarios (repercusión del impacto que el exceso de peso puede tener, jugando entonces como un factor de cronicidad y ensombreciendo el pronóstico), explica somoscomocomemos.com.



COMER CON CABEZA

Más de 400 pacientes han sido evaluados en estos años de investigación: “El 80% de los pacientes con sobrepeso y obesidad tienen un trasfondo emocional”, apunta este especialista.

Para el doctor Quintero, los mensajes para prevenir el aumento en las tasas de sobrepeso y obesidad “no llegan a la población” que “come mal y más de los que debe” en una vida “tremendamente sedentaria” por lo que hay un claro desequilibrio entre ingreso y gasto.

“Hay mucho endocrino que aboga por comer con hambre, pero yo abogo por comer con cabeza. Comer con hambre es una espiral que llega a confundir ansiedad o tristeza con hambre. Comer con cabeza es hacerlo de forma planificada, cinco veces al día, sin saltarse ninguna”, señala el psiquiatra quien concluye: “Con cabeza somos capaces de entender las emociones y buscar la solución”.

Maracuyá para perder peso


Contiene carbohidratos buenos para el organismo
Esta planta reduce el colesterol nocivo (HDL) y ayuda a controlar y bajar de peso, siguiendo una dieta adecuada y hábitos saludables como ejercicio, sus efectos se acentúan y sus resultados benéficos se notan en menos tiempo.

Propiedades
El maracuyá es una fruta tropical y se le conoce también como fruta de la pasión (pasiflora). Tiene un color marrón característico y su fruto contiene muchas semillas, su pulpa tiene un sabor dulce muy agradable y es comestible.
Entre sus múltiples beneficios, encontramos que es rica en fitoesteroles, elementos que ayudan a reducir de forma natural el colesterol, una sustancia que al rebasar ciertos niveles en el cuerpo se convierte en nociva y causa severos efectos en la salud, problemas cardiacos, problemas de circulación, y problemas como el sobrepeso.
Una fruta que cuenta con múltiples cualidades para el organismo

martes, 30 de mayo de 2017

Cuatro dietas innovadoras



Lo más difícil, a veces, no es bajar del peso sino elegir el régimen más adecuado ante la ingente cantidad de dietas que periódicamente circulan en Internet y las revistas.

Para ayudar a quienes se plantean iniciar un régimen para adelgazar a elegir el plan más adecuado, el Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO) ha efectuado una selección y clasificación de las dietas más populares, que seguirán en alza durante el 2017.

“La idea es organizar las dietas, en algunos casos fruto de modas pasajeras fomentadas por ‘celebridades’, y en otros, motor de un negocio millonario enfocado en las nuevas “dietas milagro””, según Rubén Bravo, portavoz del IMEO (www.imeoobesidad.com) y experto en nutrición.

“Este ranking está respaldado por más de 20 especialistas en obesidad y cuidado de la salud, entre ellos médicos, nutricionistas, psicólogos, naturópatas y cirujanos digestivos”, recalca Bravo.

Esta clasificación de dietas está basada en la información que obtienen de los miles de pacientes con sobrepeso y obesidad que pasan por consultas del IMEO, y en publicaciones americanas y británicas de prestigio.

A petición de Efe los expertos de este Instituto han descrito y analizado cuatro de los regímenes más indicados para perder peso.

Estos regímenes elegidos proponen una pérdida de peso moderada (hasta 1,5 kilogramos (Kg) por semana y no más de 6 Kg al mes), están pensadas a medio y largo plazo y cuentan un lapso de adaptación para evitar el ‘efecto rebote’ (recuperar el peso perdido), según el IMEO.

Son dietas que sirven de todos los grupos de alimentos restringiendo las cantidades y contribuyen a reeducar los hábitos alimentarios y mantener un estilo de vida saludable, añaden.



Dietas 2.0, perder peso por medio de ‘apps’

“Las dietas 2.0 surgen al mismo tiempo que los ‘smartphones’, y estas ‘apps’ donde nos las muestran, van ocupando más terreno en nuestras vidas ya que proponen utilizar las nuevas tecnologías y programas informáticos para llevar un seguimiento de los alimentos que consumimos y del ejercicio que realizamos”, señala a Efe la nutricionista clínica Carmen Escalada.

Además, según Escalada, ofrecen innumerables posibilidades para aumentar nuestra adhesión a la pauta, como opciones para compensar nuestros posibles excesos, la publicación de mensajes en nuestras redes sociales si la incumplimos o alarmas cuando nos acercamos “peligrosamente a la nevera”.

“Una de las ventajas de las dietas 2.0 es que permiten una sensación parecida a tener un dietista y entrenador personal 24 horas a nuestra entera disposición”, según esta nutricionista.

Escalada destaca que algunas de estas ‘apps’ ofrecen la ventajosa opción de ‘feedback’ (retroalimentación), que permite introducir en el programa informático los alimentos que hemos consumido en la comida, lo cual nos dará ideas para la cena, o que nos recuerda si un día no hemos hecho ejercicio.



3_spa.jpg
Dietas 2.0, perder peso por medio de ‘apps’
Archivo

Dieta de los días alternos

La denominada “dieta de los días alternos” está elaborada por Rubén Bravo, del IMEO, y “permite una pérdida de peso que oscila entre los 16,5 y 23,5 kilogramos en cuatro meses, dependiendo del estilo de vida, edad y sexo de la persona”, explica a Efe la nutricionista Estefanía Ramo.

Según Ramo la alimentación se divide en bloques y las calorías no se reparten de forma homogénea todos los días. Las jornadas pueden ser de los siguientes tipos:.

++ Depurativas.- En las que se toman alimentos muy hipocalóricos con comidas principalmente desintoxicantes que ayudan a reducir la retención de líquidos.

++ De régimen.- En la que se incluyen platos muy sabrosos de fácil preparación y tienen unos niveles equilibrados de grasas saludables, hidratos de carbono y proteínas.

++ Días sociales.- En ellos se relaja la sensación de hacer régimen y en los que se puede disfrutar de planes no considerados de dieta durante el fin de semana.

“Esta dieta potencia la pérdida de grasa manteniendo y mejorando la masa muscular, favorece la toma de alimentos que producen vitalidad en las horas diurnas y los que producen reparación y descanso en las nocturnas”, según esta nutricionista.

“¡Y lo más importante: permite varias comidas fuera de casa y algún que otro premio a la semana para reducir los niveles de ansiedad!”, enfatiza.



Dieta genética

Carmen Escalada explica que el mayor aliciente de la denominada “dieta genética” es su máxima personalización y adaptación a la persona, que recurre a ella para perder peso o mejorar o mantener su salud.

La experta indica que para este régimen se realiza una sencilla prueba de herencia genética, que consiste en la extracción de saliva o un análisis de sangre, a partir de lo cual se estudia la información proporcionada por varios genes con implicación en el metabolismo de las grasas y azúcares que consumimos.

“Esta prueba surgió cuando la nutrigenética, ciencia en continuo crecimiento, determinó que en función de cuáles sean nuestras variaciones genéticas, nuestro cuerpo reacciona de una manera u otra ante los nutrientes que ingerimos”, explica.

En función de los resultados de esta prueba y de los gustos, preferencias, costumbres y datos personales del paciente como su edad, sexo o actividad física, se elabora toda la pauta dietética.

“Una de las ventajas de esta dieta es que tiene como objetivo que la persona aprenda a comer saludablemente y, en función de sus necesidades, que no tienen por qué ser iguales a otra persona, pueda quemar las mismas calorías diarias”, aclara Escalada.

“Otro de sus beneficios es que permite detectar, de manera cada vez más precisa, el riesgo o tendencia de una persona a padecer una enfermedad, y contribuir a prevenirla mediante una adaptación de su nutrición”, apunta.



Dieta circadiana

“Los ciclos circadianos, variaciones hormonales de nuestro cuerpo que dependen del momento del día en que nos encontremos, es la base para la “dieta circadiana”, indica a Efe la nutricionista Estefanía Ramo.

“Estos ciclos marcan una fase de activación que va, desde las seis de la mañana con la salida del sol, hasta las seis de la tarde, hora que da lugar a la fase de descanso y reparación, que comienza con el anochecer y cierra el ciclo nocturno”, comenta.

“Para perder peso es necesario acoplar el consumo de los alimentos a estas oscilaciones naturales”, enfatiza Ramo.

“Estos ritmos hormonales dependen de la luz solar, cuya ausencia o presencia es captada por la retina del ojo, la cual envía señales a la glándula pineal de cerebro, que estimula o inhibe la producción de ciertas sustancias denominadas neurotrasmisores, como la melatonina y la serotonina”, señala.

Según Ramo, los ciclos del día y la noche, del sol y la oscuridad, generan ritmos hormonales en el sistema endocrino y en el sistema nervioso central, que influyen en la metabolización de los alimentos.

“Esta dieta disminuye el consumo de comidas grasas en las horas nocturnas, obligando a que durante el sueño nuestro organismo utilice sus propias grasas de reserva sin detrimento de nuestros tejidos nobles, fomentando la pérdida de peso”, arguye.





“La “dieta circadiana” tiene en cuenta las variaciones hormonales de nuestro cuerpo que dependen del momento del día en que nos encontremos, y favorece que el cuerpo utilice sus propias grasas de reserva durante la noche” indica a Efe la nutricionista Estefanía Ramo.



“Una de las ventajas de las dietas 2.0, mediante ‘apps’, es que dan la sensación de tener un nutricionista y entrenador personal 24 horas a nuestra disposición”, según Carmen Escalada, del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO).



La “dieta de los días alternos”, del nutricionista Rubén Bravo, incluye días para desintoxicarse y reducir la retención de líquidos, días de régimen con platos muy sabrosos, equilibrados y fáciles de preparar y días sociales para disfrutar de platos fuera de la dieta.

La nueva moda de las dietas sin almidón


DIAGNÓSTICO

Debido a los riesgos para la salud, los expertos recomiendan un diagnóstico médico en caso de sufrir trastornos intestinales, en lugar de acudir a tests por Internet o a curanderos.

Los "cupcakes" de la barra tienen una pinta irresistible, pero... "¿Llevan gluten?", pregunta un cliente. Los camareros estadounidenses ya están acostumbrados: anualmente se sirven en el país unos 200 millones de almuerzos sin gluten. En Estados Unidos, renunciar a estas proteínas que contienen los cereales de secano es una tendencia al alza.

Sin embargo, los motivos que contribuyen a la moda "sin gluten" son de lo más variados. Para quienes sufren celiaquía, una enfermedad autoinmune producida por una intolerancia permanente al gluten, es una obligación, pues de lo contrario los daños a su organismo pueden ser muy graves. Junto a ellos, otras personas tienen alergia o una elevada sensibilidad al gluten.

Pero hay quienes han emprendido la batalla contra estas proteínas tras leer bestsellers como "Wheat Belly", del médico William Davis, que afirman que el gluten no es sano y, además, engorda. Y son muchos: según una encuesta reciente, uno de cada diez hogares estadounidenses no consume alimentos con gluten y uno de cada cuatro ciudadanos cree que la alimentación sin gluten es sana para cualquiera.

Sin embargo, un nuevo estudio publicado en el "British Medical Journal" pone de manifiesto que comer sin gluten no tiene ventaja alguna sobre la salud, más bien todo lo contrario: al reducir el gluten, muchas personas disminuyen también su consumo de cereales integrales, que protegen el corazón. "Según nuestros datos, una dieta pobre en gluten que sólo tenga como objetivo la salud no es recomendable", resume el gastroenterólogo y coautor de la investigación, Andrew Chan, del Harvard School of Medicine.

Junto con Benjamin Lebwohl, del centro de celiaquía de la Universidad de Columbia (Nueva York) y otros colegas, Chan analizó el material de dos estudios de larga duración, que entre 1986 y 2010 reunían cada cuatro años diversos datos sobre la salud y la alimentación de 110 mil estadounidenses. Los investigadores dividieron a los participantes en cinco grupos según su consumo de gluten.

"En el grupo que menos consumía se daba el mismo porcentaje de casos con enfermedades del corazón que en el de mayor consumo", señala Chan. "Está claro que el gluten es perjudicial para los celíacos. Pero los bestsellers de dietas, basándose en casos anecdóticos, han divulgado la idea de que una dieta baja en gluten es sana para cualquiera", apunta Lebwohl. Sin embargo, quien renuncia a los cereales integrales corre el riesgo de perder sus efectos beneficiosos para el corazón.

Así, los expertos recomiendan un diagnóstico médico en caso de sufrir trastornos intestinales, en lugar de acudir a tests por Internet o a curanderos. Además, las familias que renuncian al gluten deben tener mucho cuidado a la hora de someter a sus hijos a esta dieta, como demuestra el triste caso de un bebé belga de siete meses que falleció pesando apenas cuatro kilos tras ser "diagnosticado" intolerante al gluten y alérgico a la lactosa por sus padres.

La noticia saltó hace unos días a los titulares, generando un enorme revuelo. Sin embargo, ante las consultas de los alarmados padres, muchos pediatras han llamado a la calma: "Nadie muere por no comer gluten", afirmaba en su blog la pediatra española Lucía Galán, autora de los libros "Lo mejor de nuestras vidas" y "Eres una madre maravillosa", pidiendo responsabilidad a los medios de comunicación. Según explica, el bebé murió desnutrido porque sus padres lo alimentaron a base de bebidas vegetales, al parecer principalmente con leche de quínua.

No obstante, el caso ejemplifica que "seguir o hacer seguir a un bebé una dieta exclusiva en la que suprimimos grupos de alimentos sin que haya una justificación médica, no tiene sentido", como afirmaba en una entrevista Oscar García, jefe de Neonatología del Hospital Clínic de Barcelona. "La única justificación para retirar el gluten de la dieta es que haya un diagnóstico de una enfermedad celíaca o una intolerancia" añade tajante Galán.

jueves, 25 de mayo de 2017

Un estudio comprueba que beber agua ayuda a reducir el riesgo de obesidad



Si elije un vaso de agua en lugar de una cerveza o un refresco endulzado con azúcar al menos una vez al día, puede reducir su riesgo de obesidad, según un estudio reciente cuyos resultados fueron publicados por HealthDay News.

Los investigadores siguieron a casi 16 mil adultos en España durante un promedio de 8,5 años. Ninguno tenía obesidad al inicio del estudio. Durante la investigación, casi 900 participantes llegaron a ser obesos.

El estudio encontró que beber un vaso de agua en lugar de una cerveza cada día redujo el riesgo de obesidad en un 20 por ciento. Cambiar un refresco endulzado con azúcar por agua cada día se asoció con un riesgo un 15 por ciento más bajo de volverse obeso. Los que sustituyeron la cerveza por el agua también experimentaron un ligero descenso en el peso promedio de 0,7 libras (más o menos un tercio de kilo) a lo largo de cuatro años.

El estudio no pudo demostrar una relación causal directa, pero los investigadores intentaron tener en cuenta otros factores como la edad, los antecedentes familiares de obesidad y los niveles de actividad física.

Los investigadores también encontraron que reemplazar otro tipo de bebidas con agua no redujo el riesgo de obesidad. Las otras bebidas incluían: la leche entera, la semidesnatada, la desnatada, el vino, licores, refrescos de dieta, el café, el jugo de naranja y otros jugos.

jueves, 11 de mayo de 2017

Hombre más obeso del mundo se sometió a cirugía



"La cirugía fue todo un éxito, ahora hay que ver cómo responde a este nuevo cambio y esperemos que todo vaya bien", aseguró en una rueda de prensa José Antonio Castañeda, el médico que intervino quirúrgicamente a el denominado el hombre más obeso del mundo.

La operación forma parte de un tratamiento en el que Juan Pedro Franco, quien ahora pesa aproximadamente 590 kilos, pueda bajar de peso, según informa la agencia de noticias AFP.

El mexicano de 32 años de edad, tuvo que ser intervenido para reducir el tamaño de su estómago y así conseguir que, paulatinamente, baje de peso al no comer de la misma manera que antes.

El hombre tuvo que someterse a una dieta estricta de frutas y verduras antes de la operación. Con este proceso logró perder al menos 170 kilos.

A pesar de que por ser "el paciente con mayor grado de obesidad en el planeta", enfrenta "altas posibilidades de sufrir infartos o complicaciones", según Castañeda, la operación fue todo un éxito.

Luego de 48 horas en cuidados intensivos, se espera que Franco comience su recuperación y pueda cumplir su objetivo de reducción de peso. Ya que lo más afectado por su condición es su estado de salud.

sábado, 6 de mayo de 2017

La grasa abdominal



El abdomen es una de las áreas de nuestro cuerpo que más tiende a acumular grasa como consecuencia de la mala alimentación y el estilo de vida sedentaria.

Una vez la grasa se localiza en esa zona es muy difícil eliminarla y es necesario modificar completamente los hábitos de vida para lucir un abdomen plano y bonito.
“Eliminar la grasa abdominal no es fácil y requiere de mucho esfuerzo y disciplina para tener buenos resultados. Por ningún motivo debes saltarte el desayuno o aguantar hambre, ya que esto ralentiza el metabolismo y hace más difícil la eliminación de grasa. Empieza el día con un vaso de agua tibia con limón”, explica el entrenador José Arciénaga.
Asimismo aconseja que se debe realizar una rutina de ejercicios cardiovasculares de media hora. Esta puede incluir correr o trotar, andar en bicicleta, saltar la cuerda o bailar, entre otros. Lo ideal es empezar el ejercicio antes del desayuno, ya que a esta hora no has ingerido calorías y el cuerpo utilizará aquellas calorías que tiene acumuladas como combustible.

martes, 2 de mayo de 2017

Compuestos medicinales podría ayudar a combatir la obesidad

Un grupo de científicos chinos ha extraído un compuesto medicinal de una hierba natural, viña del dios del trueno, que se dirige a las células del metabolismo y podría ayudar a combatir la obesidad.

El compuesto, llamado celastrol, junto a la artemisina, que le valió el Nobel de Medicina a la científica china Tu Youyou en 2015, se incluye en la lista de los cinco compuestos de hierbas con mayor potencial para curar enfermedades elaborado por la revista científica Cell.

El equipo de investigación, liderado por Zhang Xiaokun, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Xiamen, encontró que el celastrol podía limpiar la mitocondria inflamada de las células para aliviar la inflamación.

La mitocondria desempeña un papel integral en la muerte de la célula, inmunidad e inflamación. El celastrol, al afectar a la mitocondria inflamada, podría controlar el metabolismo celular.

El grupo investigó el compuesto en ratones y encontró que podía controlar de forma efectiva los aumentos de peso en los ratones alimentados con comida alta en grasa.

La planta es autóctona de China, aunque también crece en otros países del Este de Asia, y se ha utilizado en la medicina china tradicional para tratar la artritis y las enfermedades autoinmunes.

Debido a su extrema toxicidad, debe tratarse antes para eliminar los contenidos dañinos. En la investigación moderna se ha utilizado en pruebas clínicas para tratar el sida. Se ha encontrado que sus componentes pueden servir para tratar los dolores articulares y la artritris reumática.